ADELGAZA CAMINANDO

MANTENTE EN FORMA CON UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE

ADELGAZA CAMINANDO
Expertos entrenadores explican que para poder librarte de esos kilos de más sin matarte haciendo dieta o ejercicio, sino siguiendo un estilo de vida saludable y manteniendo una actividad física regular, debes entrenar a intervalos.

Sí, incluso se puede realizar un ejercicio de este tipo si solo sales a andar. 

Los entrenadores han dividido esos 31 días en tres niveles en los que se alternarán diferentes intensidades y se dedicarán unas jornadas al descanso.

Para poder lograr tu objetivo tienes que seguir estas indicaciones, sobre todo, en cuanto a exigencia los días que tengas que caminar con más intensidad. 

PLAN DE ENTRENAMIENTO

Este es su plan para adelgazar caminando.

Fase A: Lo llevarás a cabo los días 1, 3, 5, 6, 10, 14,19 y 25.

Durante estas jornadas, el ritmo de la caminata será leve.

Es útil, sobre todo, para aquellas personas que comienzan a hacer ejercicio. 

Fase B: la intensidad del ejercicio será más dura y lo realizarás los días 8, 11, 13, 15, 18, 21, 22, 23, 26, 27, 29, 30 y 31. 

Días de descanso: 2, 4, 7, 9, 12, 16, 20, 24 y 28.

¿CÓMO CAMINAR?

En la fase A: Haz un calentamiento de tres minutos caminando a un ritmo normal, continúa un minuto con un paso rápido, y dos minutos normal. Después alterna 12 minutos de caminata rápida y normal, por ejemplo, dos minutos normal y una rápida, y acaba con tres minutos caminando a ritmo normal. 

En la fase B: Tres minutos de calentamiento caminando a ritmo normal, más un minuto de caminata rápida, más otro minuto caminando normal. 

Superado esto, debes alternar diez minutos caminando rápido y normal cada minuto. 

Es decir, un minuto rápido, otro minuto normal. Cuando termines, haz seis minutos en los que la caminata rápido dure un minuto, y la normal solo 30 segundos.

Acaba con tres minutos caminando a ritmo normal. 

Bien, ahora te decimos por qué caminar adelgaza y si podemos conseguirlo en solo 31 días. 

Llamamos adelgazar a la pérdida de un porcentaje de grasa. 

Y teniendo esto en cuenta, se puede decir que nos ayudará. 

Lo que va a guiar la pérdida de grasa va a ser prioritariamente el déficit calórico con una alimentación saludable, priorizando comida real, evita ultraprocesados y combinado con entrenamiento de fuerza.

Caminar o llevar una vida activa nos va a ayudar a aumentar nuestro NEA, gasto calórico no relacionado con el ejercicio.

RESULTADOS

El tiempo en que se ven resultados depende de la persona y su estado físico. No hay un tiempo determinado para la pérdida de grasa. Cuanto más nos alejemos del sedentarismo, más accesible será el objetivo. Como referencia podremos tener en cuenta los pasos. 

Múltiples estudios dicen que con 10.000 pasos podemos considerarnos activos.

Pero la tendencia actual indica que deberían aumentar y realizar 13000 e incluso superar los 15000. 

Cuanta más alta sea la media al final de la semana más nos beneficiaremos del aumento de nuestro NEAT.

FACTOR PRINCIPAL

Es cierto que múltiples estudios hablan de los 31 días como factor principal de adherencia a una rutina. 

Aunque no se trataría únicamente de crear rutina, sino de implementar un déficit calórico, llevado por un nutricionista cualificado, entrenamiento de fuerza y hábitos saludables, tal y como hemos comentado antes.

QUEMA DE CALORÍAS

Caminar a intervalos o variando el terreno.Es una forma de incrementar la quema de calorías. Sin embargo, el trabajo HIIT o ejercicio a intervalos es lo que está dando más resultado a la hora de adelgazar. 

Eso sí, es conveniente realizarlo con un entrenador personal y con una pulsera que mida las pulsaciones para evitar poner en riesgo el corazón. 

AUMENTO DE PESO

¿Y si incrementamos el peso?.También nos puede ayudar a perder peso, ya que ayudará a que el gasto calórico será superior.

Pero debemos tener cuidado ya que, si somos sedentarios o poco activos, nuestro cuerpo no está adaptado a ese nuevo estímulo y podría ser más lesivo que beneficioso.