¡Apps para niños!

¡Apps para niños!

En esta época de confinamiento por la pandemia del Coronavirus, los niños pasan más tiempo frente a las aplicaciones.

Investigan, analizan y también desarrollan sus habilidades tecnológicas.

Así, que lo más recomendable es cuidar el uso que hacen de los gadges.

Internet es una gran ventana abierta al mundo para nuestros hijos. La red se ha convertido en una herramienta básica para nosotros, pero también para ellos.

Nuestros pequeños son "nativos digitales´, y manejan las nuevas tecnologías con gran habilidad. 

La mayoría no son conscientes de los peligros y riesgos para su seguridad y privacidad que entraña la red. 

Es necesario que los padres controlen no sólo el tiempo que sus hijos están en Internet, sino el tipo de uso que hacen de la misma.

Aunque los padres tengan ciertas nociones básicas de seguridad, la falta de tiempo provoca que, en muchos casos, se permita a los niños jugar con dispositivos no adecuados para su edad, y éstos acaben exponiendo información sensible sobre sí mismos o accediendo a contenidos inapropiados.

CONTENIDOS

La importancia de que los padres controlen los contenidos, aplicaciones que se bajan para los dispositivos que usan los niños pequeños, sobre todo, 

en el rango de edades d

e 8 a 12 años.

Una recomendación es que los padres se descarguen la aplicación, la prueben antes de que el niño la utilice, y que se cercioren de que no con-

tenga publicidad.

Éstas no son seguras, puesto que no hacen ningún tipo de curación de contenido, lo que significa que no ha sido ni filtrado ni supervisado por un educador o una persona física. 

CONTENIDO

En muchas ocasiones, es complicado discernir qué aplicaciones son adecuadas y cuáles no. 

A este respecto, debemos fijarnos en la propia empresa que desarrolla la app, ya que debe especificar si el contenido que ofrece está curado o, por el contrario, está abierto.

Una información que suele darse en la descripción de dicha aplicación.

Por ejemplo, YouTube general no está curado para los más pequeños, pero YouTube Kids sí tiene un filtro. 

Desde la plataforma de videos se ha compartido una serie de consejos para que los padres controlen más los contenidos disponibles, entre ellos:

DESACTIVAR BÚSQUEDA

Desactivar la búsqueda para que los niños no puedan buscar vídeos. Crear un perfil para cada niño de la casa para, de esta forma, personalizar al máximo su canal y sus vídeos.

PROGRAMAR

TEMPORIZADOR

Programar el temporizador, lo que permite limitar tiempo que pasan frente a la pantalla.

Otro factor a tener en cuenta es la privacidad y solicitud de datos, cuestionarnos qué tipo de información nos pide la aplicación en cuestión, y valorar si ésta guarda relación con el uso que se va a hacer de la misma. 

PRIVACIDAD

Asimismo, nos advierte que es necesario revisar la política de privacidad de la aplicación.

En caso de que implique el uso de la cámara, debemos comprobar qué se hace con esas imágenes. Si se almacenan en la nube es un riesgo. No sabemos qué va a hacer la empresa con ellas. Lo más recomendable es que las guardemos de manera local, en nuestro propio teléfono.

HISTORIAL

Los teléfonos celulares no cuentan con un historial, como el de los navegadores, que registren la actividad de nuestro hijo, pero lo que sí podemos usar son dos herramientas muy útiles:

Family Link de Google, que nos permite ver su actividad, comprobar durante cuánto tiempo han utilizado las aplicaciones, y administrarlas, es decir, bloquear o aprobar las que se quieran descargar de Google Play Store.

Tiempo de uso en el teléfono celular, el iPad o el iPod Touch, con el que podremos saber el tiempo invertido en las apps, sitios webs y otros espacios, así como fijar su límite de uso y restricciones de contenido y privacidad.

SUPERVISIÓN

Aunque todas estas recomendaciones sean de gran utilidad, Internet Segura for Kids, recuerda que lo ideal es que los primeros pasos de nuestros hijos en la red estén supervisados por un adulto. Así, podremos transmitirles unas conductas adecuadas para que, poco a poco, asimilen este nuevo mundo ante ellos.