Cactus y plantas suculentas

Cultívalas en casa

Cactus y plantas suculentas
Las plantas suculentas son todo un universo de belleza vegetal. 

Originales, enigmáticas y esplendorosas, te ayudarán a decorar cualquier rincón de la casa de una manera única.

Bajo este nombre se alberga un amplio conjunto de especies que se caracterizan por poseer un tejido capaz de actuar como un almacén o reservorio de agua, pueden ser las hojas, el tallo o las raíces.

Además, las suculentas comparten la particularidad de hacer la fotosíntesis en dos fases: Una nocturna y otra diurna.

Estas dos características hacen que sean muy eficientes desde el punto de vista hídrico y tengan pocas necesidades de riego.

ADAPTACIÓN

Al principio, estos mecanismos de adaptación a la sequía se describieron en la familia de las crasuláceas y por eso se las denominó plantas crasas. 

Después se descubrió que también estaban presentes en otras familias botánicas, por lo que el término más exacto para referirse a ellas es el de suculentas.

LAS REINAS DEL DESIERTO

Aunque las plantas suculentas tienen orígenes diversos, la mayoría de ellas proceden de climas áridos y exigentes, en los que las precipitaciones son escasas.

Con el transcurrir del tiempo estas especies vegetales han ido evolucionando para adaptarse a esa escasez de agua y sobrevivir.

ESPECIES

El universo de las suculentas engloba a un total de 10.000 especies pertenecientes a unas 50 o 60 familias botánicas. 

Además de las cactáceas, los conocidos cactus, hay otras muchas familias que pertenecen a este grupo como los aloes, los agaves, las yuccas, etc.

TODOTERRENO

Plantas que lo aguantan todo.

Se dice de los cactus que son plantas todoterreno que, prácticamente no necesitan cuidados.

Apenas hay que regarlas y su crecimiento es lento y pausado, por lo que no requieren de trasplantes ni otras atenciones.

ATENCIÓN

Esa creencia de que los cactus son plantas facilonas que no necesitan nada de nosotros no es del todo cierta. 

La realidad es que requieren atenciones distintas al resto. 

Es importante vigilar todos los aspectos como la adaptación a sus periodos de crecimiento y reposo, que son diferentes en cada especie.

Cuando los cactus y suculentas están en periodo de reposo no necesitan apenas agua ni alimento. De hecho, una de las razones por las que se marchitan es por regarlas y abonarlas cuando no se debe.

SANAS Y BELLAS

Por otro lado, la cantidad de luz que reciben o el tipo de sustrato no son factores demasiado relevantes para su cultivo.

La clave para tener nuestras plantas suculentas realmente sanas y bellas está en conocerlas y aprender cuáles son sus necesidades reales.

MITOS

Son muchas las leyendas que rodean al cultivo de los cactus, quizá por ser plantas tan especiales, aunque la mayoría no tienen base científica.

El más conocido es el mito de que los cactus (concretamente el Cereus peruvianus) absorben las ondas electromagnéticas de los ordenadores, algo que es totalmente falso.

Las teorías del Feng Shui también han alimentado algunos mitos sobre los cactus, como que interfieren en la energía positiva ya que no la dejan fluir, debido a sus espinas. 

Es difícil creer que unas plantas tan especiales y poco exigentes puedan atraer la mala suerte solo por ser diferentes.

OBRAS DE ARTE

Abrir la puerta de tu casa a cactus y otras plantas suculentas es una estupenda manera de decorar los espacios. Además de aportar belleza, nos ayudan a crear espacios verdes sumamente sostenibles en nuestros hogares.  Y gracias a su mínimo mantenimiento, nos permiten disfrutar del mundo vegetal sin esclavizarnos con sus cuidados.

EJEMPLARES

Por otro lado, la variedad es tan amplia que no es difícil encontrar el ejemplar perfecto para cada espacio: pequeños para poner un toque verde en espacios reducidos o grandes y espectaculares para decorar un salón amplio.

FORMAS

Apuesta por las formas originales de los cactus, que en ocasiones son una oda a la geometría, por sus espinas llenas de belleza y por los sutiles colores.

Sanseviera, Pachycereus, Beucarnea, Pachypodium o Zamioculca son algunas de estas suculentas espectaculares.

ESPACIOS PEQUEÑOS

¿Tu casa es pequeña y estás buscando plantas para alegrar algunos de sus rincones?.

Existen numerosas especies de cactus de reducido tamaño para escoger. 

Algunos ejemplos son las peperomias, las gasterias o las del género Haworthia, etc.

Cultívalas en macetas, en el interior o en la terraza, y disfrútalas durante mucho tiempo gracias a su crecimiento lento.

LAS MEJORES

Son tantas las especies que componen el universo de las plantas suculentas y los cactus, que puede resultar complicado elegir algunas para cultivar en casa.

SELECCIONA

Algunas de las más hermosas son las del género de los Ferocactus, con sus extravagantes espinas y sus flores de gran belleza. 

Les encantan los espacios soleados, orientados al sur.

En habitaciones con poca luz natural, las estrellas son Zamioculcas y Sansevieras. 

Otras opciones interesantes son la Crassula ovata o "árbol del jade", un pequeño arbolito de interior muy longevo.