Charlene de Mónaco, estable tras ser hospitalizada en Sudáfrica por infección

Charlene de Mónaco, estable tras ser hospitalizada en Sudáfrica por infección

Johannesburgo, Sudáfrica (EFE).- La princesa Charlene de Mónaco se encuentra estable tras haber sido hospitalizada el pasado miércoles en Sudáfrica -el país donde creció esta antigua nadadora olímpica- por complicaciones de una infección otorrinolaringológica que contrajo en mayo pasado, informaron hoy fuentes de su fundación.

"Su equipo médico está actualmente evaluándola, pero ha confirmado que la princesa se encuentra estable", transmitió la Fundación Princesa Charlene de Mónaco al portal sudafricano Times.

La esposa de Alberto II, de 43 años, se encuentra ingresada bajo un alias, según había destapado a primera hora de este viernes el medio local News24, en la costera ciudad sudafricana de Durban, en el Hospital Netcare Alberlito.

Su hospitalización fue posteriormente confirmada por la Fundación de la princesa, que tiene oficinas en Sudáfrica para desarrollar labores humanitarias (enfocadas especialmente en el ámbito del agua y la natación) y de conservación. 

"Su Alteza Serenísima la Princesa Charlene de Mónaco fue llevada al hospital en ambulancia el pasado miércoles por la noche después de desmayarse debido a complicaciones de la grave infección de oído, nariz y garganta que contrajo en mayo", indicó, citada por Times, esa institución.

Pese a consultas de Efe, la Fundación no ofreció una confirmación inmediata de la información relativa al estado de salud de la princesa consorte.

Desde que contrajo la infección en mayo, Charlene de Mónaco tuvo que ser sometida a varias cirugías en Sudáfrica. La última confirmada por el Palacio del Principado fue en agosto pasado.

Alberto II y Charlene cumplieron en julio pasado diez años de matrimonio, pero la princesa seguía entonces en Sudáfrica convaleciente.

Nacida en Bulawayo (Zimbabue), la familia de esta exnadadora olímpica se trasladó a tierras sudafricanas cuando ella tenía 11 años.

En este país austral se encuentra al menos desde marzo pasado, cuando se la vio entre los asistentes al funeral del antiguo rey de los zulúes (etnia mayoritaria en Sudáfrica) Goodwill Zwelithini.