"Con la caricatura no se dan aplausos": Helioflores

Exhibe sus obras en el Museo del Estanquillo

"Con la caricatura no se dan aplausos": Helioflores

Ciudad de México.-  El caricaturista Helioflores (Xalapa, Veracruz, 8 de octubre de 1931), a unas horas de inaugurar su primera exposición individual en la Ciudad de México, reflexiona sobre las complejidades de su profesión, la situación de los medios de comunicación, la censura y los lectores.

"Son casi 60 años de trayectoria, que la verdad se han ido pronto. El tiempo se va rápido, sobre todo si haces lo que te gusta. A las nuevas generaciones de caricaturistas les diría que a veces no es fácil y que muchas veces se desanima uno, pero hay que seguir", declara.

Inauguró  su primera exposición individual en la Ciudad de México, que estará en el Museo del Estanquillo hasta febrero de 2020, y que fue curada por Rafael Barajas "El Fisgón".

MUESTRA

Para la muestra, dice el monero, seleccionó 200 de sus cerca de 15 mil creaciones: "Es una muestra de toda mi carrera. La selección fue un reto y quedaron las que más me gustan, con las que he quedado más satisfecho ya sea por el dibujo o por el tema que traté. Después, me gustaría hacer un libro a partir de esta exposición. Había tenido muestras individuales en otras partes como Guadalajara; sin embargo, en la Ciudad de México sólo habían sido colectivas y esta es la primera".

Son casi 60 años de carrera, ¿cómo ha visto el tránsito de la caricatura en estos años?

Ha evolucionado, y para mejorar. Al mismo tiempo, los caricaturistas también tenemos la obligación de ir mejorando. También el lector ha cambiado, ahora son más exigentes, ya no se conforman con la misma prensa de antes. Antes la caricatura sólo era el político con un personaje del pueblo y viñetas, ese era todo el cartón. Ahora son más sugerentes y exigen más del lector.

Hay una especie de complicidad entre lector y creador para que el cartón se pueda completar.

TECNOLOGÍA

En estos cambios ha intervenido la tecnología, ¿esto ha incidido en sus creaciones? Aunque no quiera, pues sí. Antes trabajaba con una cartulina específica y con tinta china, pero de repente a esa cartulina dejaron de producirla.