CONFORT Y ELEGANCIA

LOOKS PARA INICIAR ESTE 2021

CONFORT Y ELEGANCIA

Ni las predicciones más pesimistas podían anticipar lo que hemos vivido estos últimos meses. Como consecuencia, cambió nuestra manera de comprar e irrumpieron nuevos paradigmas estéticos.

Nuestra exigencia de extremo confort y protección ante todo nos convirtió en aficionados del atheisure y de los botines de suela track. Aprendimos a mezclar tejidos contrarios como el punto y el efecto cuero, así como a transformar lo confortable en elegante y viceversa.

Recibe este 2021 copiando algunos looks de tendencia que te salvarán en enero cuando no sepas qué ponerte, compuestos de los nuevos esenciales para este año y la reinvención radical de fórmulas conocidas. 

¿AMERICANA O VESTIDO?

El vestido-blazer lleva varias temporadas acumulando popularidad en los catálogos de moda. 

Sin embargo, no ha sido sino hasta este año que hemos descubierto el poder de una americana XL para cumplir dicha función por partida doble.

Es el sustituto formal del vestido 

de punto, 

Puedes optar, sin embargo, por el enfoque festivo de la americana larga para la presentación de su último trabajo. 

"COMFY" SIN CHÁNDAL

Así como nos esforzamos para insertar al chándal en nuestro radar de estilismos elegantes, añadiendo bailarinas o accesorios llamativos a la receta, también hemos estado buscando sustitutos en el departamento de la comodidad plena, con un claro ganador: el pantalón anchísimo de cuadros. El que ha sido estampado de suprema tendencia este invierno, en nuestras shakets leñadoras o faldas colegiales, llega a la sección de pantalones en clave comfy, que llevaremos con deportivas y jersey mullido para conseguir el efecto innato de la sudadera y el chándal.

COLORES ESTRELLA

Combina los colores estrella de 2021.

Pantone asumió su tarea de pronosticar qué color reflejará mejor el año venidero y, con estos 12 meses como antecedente, la autoridad cromática ha optado por dos tonos: neutro gris y amarillo vibrante. 

El primero evoca sensaciones de solidez y fiabilidad, de ahí que nos dé una seguridad que, en la moda, solo se consigue en la atemporalidad del traje, parte irrevocable de nuestro armario cápsula. Complementa tu abrigo de paño gris con un jersey o un bolso en vibrante amarillo, color de la alegría y la locura, para darle la bienvenida al año con buena cara y mucho estilo.

LEGGINGS

Ante el postergado adiós al pantalón pitillo y la moda deportiva, los leggings han revivido en forma de venganza. 

Las ganas de estar cómodas en casa y la versatilidad de esta prenda elástica han transformado esta pieza insignia del athleisure en complemento básico de un estilismo de diario.

En enero, llevaremos los leggings como sustituto del pantalón de traje o del confiable vaquero recto. 

BLANCO

Vestir de blanco en invierno.

Que el blanco sea un color neutro no quiere decir que llevarlo hará que pases desapercibida. 

Más bien, todo lo contrario, pues su luminosidad tiene el poder de realzar cualquier combinación de moda, además de ser atemporal, por lo que nunca pecarás de ir desfasada en cuanto a tendencias se refiere. 

De lo bueno, queremos muchísimo.

Recuerda esos días cálidos de verano, aun en enero, enfundándote en ítems invernales de este angelical color. 

EFECTO CUERO

Pantalón efecto cuero y botas blancas

Combina los pantalones más repetidos y versátiles del período festivo con la última tendencia en jerséis, evidencia de que un look de básicos ya no necesariamente incluye vaqueros y deportivas. Atención a las botas, el relevo de las militares negras de cordones, y a cómo las puedes llevar: Con el pantalón por dentro. ¿Te atreves?

BACK TO WORK

El renovado back to work. 

Después de un año atípico y confuso, hemos aprendido a no tomarnos las cosas tan en serio, y esto, por supuesto, influye también en nuestros looks de diario. 

Las blusas de cuellos espectaculares y hombreras hiérbolicas, así como los tejidos de punto en diseños psicodélicos, se hicieron con el trono de la camisa blanca. 

En enero, vuelve a la oficina al mejor estilo de Diana de Gales con su mítico suéter de ovejas o Dua Lipa y el cárdigan de rombos, juntando en un mismo look un top estampado y el pantalón sastre. 

ROPA DE GYM

Un giro a nuestra ropa de gym.

2020 es el año en que entendimos que la ropa de gimnasio, pan de cada día durante el confinamiento, puede elevarse del mismo modo que un par de vaqueros y una camiseta.

Agarra tus mallas de ejercicio y esas deportivas ugly para sorprender con un estilismo 180 grados, añadiendo una americana oversize, el bolso hiper viral del año, con cadenas, y más complementos llamativos. 

EL NUEVO PREPPY

La primera en atreverse con esta peculiar fórmula fue Dakota Johnson, que a principios de diciembre sacudió el internet al juntar el calzado cómodo más elegante con el chándal de toda la vida.

Ahora parece que las influencers se suben al carro del nuevo estilo preppy, llevando a nuevos niveles el afán por el confort. 

Reese Blutstein añade a la mezcla un bolso de logos a juego con sus mocanises y, como broche de oro, el cárdigan que es tendencia cada vez que bajan las temperaturas. 

LAYERING

Hasta en los vaqueros.

No es secreto que enero y febrero son los meses más fríos del año.

Llevamos, por ello, unas semanas practicando para este momento, buscando hasta debajo de las piedras nuevas formas de hacer layering con nuestras piezas favoritas, tanto de verano como de invierno. 

De entre todas las novedades que las tendencias otoño-invierno 2020/21 han traído a nuestras vidas, la normalización de las prendas deportivas en looks de calle ha sido una de las grandes sorpresas.

Hablamos, por ejemplo, de los pantalones de chándal, o joggers, como los rivales más fuertes a cualquier par de vaqueros. 

Y, así como estos llevan ya un tiempo plenamente consolidados en muchos armarios, ahora está llegando el turno de las sudaderas. 

Y no de cualquiera, sino de aquellas confeccionadas en el tejido de punto más cómodo y que ahora incluso son aptas para tus looks de oficina. 

Suéter de punto y pantalones efecto cuero, los dos básicos que solucionan todos tus looks de invierno

Por qué una sudadera de punto es la prenda que combina con todo

Todo lo que sea de tejido de punto es un si en toda regla, sobre todo en invierno.

Así, los vestidos, bermudas, jerséis, faldas, chalecos y cárdigans confeccionados con este acabado se convierten en los ganadores indiscutibles frente a otras prendas.

Y estas semanas hemos dado con una nueva propuesta de lo más fresca y juvenil que tiene mucho que ver con la estética deportiva.

Se trata de la sudadera de punto que ya triunfa en muchas de tus tiendas favoritas y que las estilistas y editoras de moda combinan con todo su armario. 

ESTILO POLO

Con pantalón a juego

Una de las opciones más acertadas cuando te estrenas en una tendencia y no sabes muy bien cómo combinarla, es apostar por su parte inferior compañera.

En este caso, unos pantalones de punto en el mismo color y con del mismo tejido. 

Además, añade un abrigo clásico, ya sea tipo paño o plumífero, y triunfarás. 

Esto es especialmente favorecedor, pues los colores lisos en forma de bloque contribuyen a hacerte parecer más alta y, por supuesto, estilizada y elegante. 

A MODO DE VESTIDO

Para conseguir este efecto es preciso que encuentras algún modelo bastante oversized para que, como a Cinzia, te quede a modo de vestido. 

En los pies, apuesta por las boltas chelsea más codiciadas en su versión midi. 

Por otra parte, si prefieres llevártelo al lado más urbano, cambia las botas por unas deportivas blancas o estilo color-block. 

CON BOTAS ALTAS

Como habrás podido comprobar, llevar sudaderas de punto a modo de vestido se ha convertido en la opción más frecuente. 

En este caso, puedes combinar con una camisa blanca que puede verse bajo la misma y con unas botas altas en tonos similares.

Dicha elección de estilismo cuenta con dos ventajas.

La primera atiende al look monocolor, que siempre es sinónimo de elegancia y acierto asegurado. 

Por otra parte, las botas altas contribuyen a que tus piernas parezcan más largas y, por lo tanto, a que el conjunto sea del todo favorecedor.