¡CUiDA TUS MANOS!

EVITA SU ENVEJECIMIENTO Y LA APARICIÓN DE MANCHAS Y ARRUGAS

¡CUiDA TUS MANOS!

Desde el cambio que el mundo experimentó en marzo de 2020, el universo de la belleza se transformó hacia un nuevo concepto en el cuidado de la piel. 

Los parches para el contorno de los ojos, por ejemplo, se colaban en las rutinas semanales debido al protagonismo de la mirada desde que la mascarilla sanitaria llegó a nuestras vidas.

Otro de los daños colaterales de la necesidad de llevar el tercio inferior del rostro tapado fue el nacimiento del maskné, o la aparición del acné derivado de la oclusión de los poros, que también originó una atención en masa hacia los tratamientos con los que deshacerse de las imperfecciones.

COSMÉTICA

Sin embargo, y a pesar del uso de geles hidroalcohólicos y los constantes lavados a los que están sometidas, los expertos aseguran que las manos siguen sin recibir el cariño que se merecen, a pesar de ser la zona del cuerpo que antes acusa los signos del envejecimiento. 

Pero poco a poco, el cuidado de las manos se abre paso entre los protocolos en cabina y la cosmética que quiere mimarlas como se merecen.

Estos son los consejos profesionales con los que mantenerlas suaves y bonitas durante

 más tiempo. 

EDAD

No sirve de mucho darle a la piel del rostro un aspecto más rejuvenecido, si la de nuestras manos delata nuestra edad.

Debemos tener en cuenta que están continuamente expuestas y que facilitan mucha información acerca de nosotros, por eso debemos prestarle la atención que requieren.

Su piel es muy parecida a otras zonas del cuerpo que también delatan el cronoenvejecimiento, como el cuello, el escote y el contorno de los ojos, es decir, bastante resistente pero muy delgada, lo que la vuelve vulnerable a los efectos 

de la edad.

SIGNOS VISIBLES

Se manifiesta en pérdida de colágeno y elastina y en arrugas y manchas por saturación de rayos ultravioleta, el famoso crédito solar que en esta zona anatómica sufrimos todo el año.

Por ello, destacamos el tipo de daños que sufren debido a su exposición integral ante los elementos: Manchas, irregularidades en la piel, arrugas finas, falta de hidratación y hundimientos, y resaltes de las venas 

y tendones.

Es a partir de los 40 años como el punto de inflexión en el que la piel de esta zona se vuelve más fina y frágil. 

GELES HIDROALCOHÓLICOS

No cabe duda que la utilización de geles hidroalcohólicos es imprescindible, pero su uso y los continuos lavados de manos pasan factura a la piel de 

esta zona.

La consecuencia más inmediata es que su epidermis presenta un aspecto mucho más apagado y envejecido.

Dependiendo del grado de sensibilidad de cada persona, este tipo de productos puede causar distintas alteraciones, como sequedad, grietas, e incluso heridas, ya que con el uso del gel eliminamos el manto graso que nos protege de 

ciertas infecciones.

Los especialistas stán de acuerdo y revelan que, el uso continuado de estos productos unido al lavado frecuente con jabón y al descuido en la hidratación de nuestras manos puede llegar a producir irritaciones, grietas e incluso heridas.

CUIDADOS ANTIEDAD

Además de emplear técnicas de rejuvenecimiento médico-estéticas en ellas, no olvidemos aplicar una correcta 

protección solar.

Asimismo, debemos de considerar la ocupación del paciente, para valorar el riesgo a desarrollar diferentes problemas estéticos en las manos, y diseñar un plan especial para su

 rejuvenecimiento.

Como cuidado, yo recomiendo productos de textura enriquecida, que protejan la barrera cutánea y aporten ingredientes que ayuden a restaurarla, como la urea o el dexpantenol-.

Además, será necesario usar filtros de protección solar, antioxidantes para protección frente a los radicales libres y despigmentantes para reducir la aparición de manchas tan frecuentes 

en esas zonas". 

COSMÉTICOS

El poder de los cosméticos que transforman tu piel a la una

 de la madrugada.

Debería llevarse la crema hidratante de manos en el bolso, o tenerla en la mesa de trabajo, así como en la mesilla de noche, y usarla siempre. 

Además de hidratación, la piel de las manos necesita activos emolientes y reparadores, y no hay que olvidar jamás la protección solar alta, algo bastante habitual, los 365 días del año.

LAVADO

Y, durante el lavado, aparte de apostar por agua fría o tibia, el jabón que utilicemos debe ser cremoso, respete el pH de la piel y cuente con ingredientes como la glicerina, el pantenol o provitamina B5 y aceites emolientes.