El amor en los niños

Refuerza su autoestima

El amor en los niños
Los seres humanos necesitamos para desarrollarnos oxígeno, agua y comida, pero sobretodo necesitamos caricias.

Una caricia tiene el poder de sustentar y definir nuestra seguridad, autoestima y felicidad.

Por ello, es necesario que practiquemos las caricias emocionales con los niños desde que son pequeños.

Una caricia emocional es algo así como decirle a alguien: Eres importante para mí. 

Y todos queremos tener testigos de nuestra vida que nos aporten felicidad y para los que nuestra presencia, es una presencia especial. 

SALUD MENTAL

A través de las caricias emocionales también vamos a promover y desarrollar la salud mental y emocional de nuestros hijos.

¡Se dice que es el mejor alimento para el alma!

NORMAS

Para ofrecer caricias emocionales tengamos presente estas normas de uso: La primera norma es no escatimar en su ofrecimiento, porque cuantas más caricias reciban nuestros hijos mejor se sentirán con ellos mismos ahora y cuando sean adultos.

ACEPTACIÓN

Por otro lado, debemos tener en cuenta que todos nos merecemos las caricias emocionales.

Parece algo obvio, sin embargo, no todos los adultos se sienten merecedores de esas caricias, por lo tanto, enseñemos a nuestros hijos a aceptar las caricias emocionales como parte del proceso de su desarrollo.

Se pueden ofrecer caricias de amor en cualquier momento y cualquier lugar.

Recuerda que no ofrecen ni tienen efectos secundarios negativos.

¡Cuidado! Las caricias emocionales pueden causar adicción.

Cuanto más se dicen, más se quieren escuchar.

Son un recurso inagotable, natural y gratuito.

Y, por último, recordaros que se pueden ofrecer en momentos de crisis, de miedo, de dudas, de frustración o de cualquier problema psicológico.

CHANTAJE

Pero también, como en todos los temas que la vida nos ofrece, tenemos una parte a la que es importante prestar atención. 

En este caso, nos referimos a las caricias que se utilizan como chantaje emocional o manipulación psicológica.

¡Cuidado con ellas! Estas darán como resultado los efectos contrarios: Ejercer el poder sobre un deseo u objetivo a conseguir o se pueden convertir en hipocresía.