El blanco toma la pasarela parisina

El blanco toma la pasarela parisina
Foto: EFE

PARÍS (EFE).- Movimiento, simplicidad y armonía se impusieron este jueves en la pasarela masculina de París, donde las firmas Louis Vuitton, Issey Miyake y LGN Louis Gabriel Nouchi tiraron de blanco y negro para construir el armario del verano 2022.

El diseñador de las colecciones para hombre de Louis Vuitton, el estadounidense Virgil Abloh, rindió homenaje a "Shogun Assassin", un mito del cine de samuráis de los años 80, y reprodujo con un vestuario de lujo y corte fantástico el viaje de Daigoro y su padre a lo largo de Japón.

La venganza de esta familia y las luchas que deben enfrentar por el camino, plagado de ninjas, emboscadas y sicarios, fueron adaptadas con un vestuario de trajes de sastrería fluidos, anchos en torno a las piernas y ajustados en la cintura.

Como es común en Abloh, las prendas deportivas se introducen en los códigos de vestimenta más elegantes y una chaqueta se combina con bermudas de baloncesto, los jerséis de punto se inspiran en el fútbol americano y las deportivas se convierten en la reina de los zapatos.

En esta ocasión, el rap puso ritmo sonoro a las escenas de samuráis, con el rapero estadounidense GZA haciendo un cameo en el vídeo.

A excepción de algunos estilismos monocromáticos en verde, azul klein o rojo, el blanco, gris y negro colorearon la colección en "total looks" en gabardinas, sudaderas, chalecos y plumones.

Los estampados de la marca, como el logo y el damero, se adaptaron a los colores de la temporada, así como la marroquinería de la firma en formas juveniles y todoterreno como mochilas o maxibolsos.

La armonía de colores dominó también la propuesta de Issey Miyake, que, al igual que Vuitton, apostó por mantener el formato audiovisual y digital en esta Semana de la Moda hombre, donde solo cinco marcas han decidido volver a una pasarela presencial.

LUCES Y SOMBRAS

Miyake compuso un juego de luces y sombras sobre sus modelos para resaltar los pliegues de la vestimenta de su "homme plissé" (hombre plisado), nombre que recibe la colección de básicos.

Cada modelo "se muestra claramente bajo la luz giratoria" y "demuestra la idea de que hay algo intrínseco en la expresión de una prenda que sólo puede ser completada por quien la viste", destacó la marca en un comunicado.

Esta línea primavera-verano 2022 se basa en prendas del día a día que buscan la comodidad y la facilidad de movimientos.

Miyake apostó por siluetas oblicuas, en contraste con las líneas diagonales del plisado realizado en poliéster reciclado, y donde, en paralelo al negro y el blanco, dominaron los tonos tierra, como el marrón, beige o terracota.

Otra marca de referencia de la joven escena de diseño de Francia, LGN Louis Gabriel Nouchi, tiró también de naturalidad y armonía en su línea y sacó a la pasarela prendas de andar por casa: pijamas a rayas, batas de lino, ropa interior en satén, camisetas de algodón y pantalones fluidos.

El traje era en lino, con estampados brocados y corte fluido, mientras que el pijama, de manga y pantalón corto, se llevó en seda estampada, reproduciendo las vetas del mármol.

El creador, que congregó al público en los exteriores del Palacio de Tokyo en el que fue el segundo desfile físico de esta Semana de la Moda, presentó además dos colaboraciones: una de viseras, con la creadora Sarah Levy, y otra de zapatos, inspirados en botas militares, con la firma Philéo Paris.