¿El coronavirus afecta a nuestra piel?

Puede ocasionar lesiones dermatológicas

¿El coronavirus afecta a nuestra piel?

Llevamos meses en las que el coronavirus se ha convertido en el eje alrededor del que parece girar todo. 

La pandemia ha afectado a todas las esferas de nuestra vida, siendo, sin duda, la salud, la más importante.

A lo largo de estas semanas, poco a poco se van teniendo más certezas sobre el virus y su forma de actuar y de manifestarse, pero lo cierto es que aún quedan muchas dudas por resolver.

Es muy cierto que la pérdida de olfato y de gusto es un síntoma de la enfermedad; han saltado a la luz casos en los que aparecen lesiones en la piel que podrían vincularse con la infección. 

Tanto es así que los dermatólogos de la Clínica Incluso, hay quienes se preguntan si se puede llegar a diagnosticar la infección a través de la piel. 

La infección por el Covid-19 puede afectar a la piel de distintas formas.

ERUPCIONES Y VESÍCULAS

El SARS-Cov-2, como muchos otros virus, tiene manifestaciones a nivel dermatológico.

Las más frecuentes parecen ser lesiones que pueden aparecer con cualquier otra infección o con casi cualquier fármaco, como la urticaria y los exantemas.

TRATAMIENTO

El tratamiento es sintomático, con antihistamínicos o corticoides tópicos si existe picor, y con las medidas de hidratación habituales.

No hay datos concluyentes sobre si el desarrollo o no de estas lesiones influye en la evolución de la enfermedad.

Así, se pueden producir lesiones cutáneas propias y específicas de la infección. 

MICROTROMBOS

Se cree que pueden ocurrir microtrombos producidos por el virus, que impiden la circulación sanguínea.  Normalmente el pronóstico es bueno.

En el caso de estas lesiones, que además de en niño afectan a adultos jóvenes, también parecen tener relación con el virus, posiblemente en gente que ha estado en contacto con él, o gente que ya lo haya pasado; el mecanismo puede ser una reacción inmunológica frente al virus, aunque lo ideal será realizar biopsias cuando sea posible para entender mejor el mecanismo etiopatogénico. 

PRUEBAS

Parece que los pacientes con estas lesiones tienen baja probabilidad de contagiar el virus, pero es pronto para estar seguros, por lo que, aunque las recomendaciones pueden variar, en general se aconseja intentar que se hagan pruebas para ver si hay infección por el virus en estos pacientes, y que se extremen las precauciones en el caso de tener contacto con personas de riesgo, personas mayores, hipertensas, inmunodeprimidas.

CALMA

La importancia de mantener la calma. Ante esta situación, estableciendo un protocolo de actuación para detectar estos casos y evitar un alarmismo infundado en la población. 

Los expertos apuntan que se están observando numerosos casos en distintos países.

Se trata de lesiones de color púrpura, muy similares a las de la varicela, el sarampión o los sabañones, que se suelen manifestar en torno a los dedos de los pies y que, normalmente, curan sin dejar marcas en la piel.

DETECCIÓN

Este puede ser un signo de detección de la enfermedad que puede ayudar a evitar el contagio. Deben recordar que deben vigilar la aparición de los demás síntomas clínicos característicos, como la tos, la fiebre, la dificultad respiratoria, etc.

FÁRMACOS

La influencia de los fármacos usados para tratar el virus.

También hay que tener en cuenta las erupciones cutáneas debidas a los fármacos.

Muchas erupciones cutáneas pueden deberse a reacciones a fármacos que se toman durante la infección.

No se trata de reacciones en la piel ocasionadas por el propio virus, sino por los fármacos. 

En tercer lugar, apuntan a la presencia de lesiones debidas al empeoramiento de enfermedades dermatológicas previas. 

Las personas que tienen tendencia a padecer acné, rosácea, psoriasis, eccemas seborreicos, pérdida de pelo, etc, tienen más tendencia a que debido al estrés, ansiedad, miedo o tristeza estas

patologías empeoren.

Y sin duda, estamos viviendo una situación de incertidumbre en la que afrontamos estas circunstancias.