ESTILO URBANO

CONFORT Y RELAX EN UN LOOK DESENFADADO PARA ESTAR EN CASA

ESTILO URBANO

Las primeras salidas a la calle nos permitirán disfrutar, poco a poco, de la venidera primavera atípica y dejar de lado la pijama, el chándal, las mallas y todas esas prendas que, durante semanas se han convertido en nuestras aliadas infalibles para estar por casa. 

Si te apetece volver a construir looks urbanos, repasamos algunos de los conjuntos con los que las prescriptoras de estilo prometen relegar, o al menos renovar, las mezclas comfy. 

Desde los maxivestidos estampados para llevar con alpargatas o sandalias hasta el nuevo mono de verano o el regreso de la blazer y la camisa como fórmula para un look especial. 

MIX 

El mix más cómodo. Si hay una fórmula de estilo que convence a expertas en moda de todo el mundo, tal y como se puede comprobar en el Street Style de París, Nueva York o Londres, es la de combinar maxivestido con blazer. 

Una opción que sobrevive al entretiempo y promete funcionar también en los meses de calor, optando por vestidos vaporosos y ligeros y americanas confeccionadas en tejidos ligeros, como el lino. 

BLANCO TOTAL

Aquí la clave para que un look blanco total resulte especial y no demasiado simple: Los complementos. 

Opta por un capazo sencillo unas sandalias cómodas también en color blanco y tipo flatforms, uno de los éxitos de la temporada, dos detalles con los que consigue que esta mezcla sencilla adquiera un aire de tendencia, pero sin caer en excesos. 

SLIP DRESS

Los vestidos satinados, sin desaparecer del todo del armario, dejan paso a alternativas de silueta muy similar, tirante espagueti, líneas rectas y corte midi, pero confeccionadas en tejidos semitransparentes, muy ligeros y perfectos para los días de verano. 

Este tipo de propuestas son tan fáciles de combinar, e igual de cómodas, como unos vaqueros. 

FALDA TOP Y LENCERO

Ya sabes que la lencería o las prendas de inspiración lencera que juegan con encajes, transparencias o bordados, son la elección perfecta para estar sexy y cómoda en casa.

La francesa Jeanne Damas, fundadora de la exitosa firma Rouje, integra a la perfección este tipo de propuestas en sus looks urbanos.

Por ejemplo, combinando un top lencero con una falda midi básica, un look que destaca el contraste estilo y que da lugar a una mezcla diferente pero muy fácil de llevar.

MONO DE VERANO

Más allá de los diseños boiler suit, una de las alternativas más cómodas para estar por casa sin recurrir al pijama, el mono de verano es la prenda clave para renovar los conjuntos de siempre 

sin excesos.

Puedes optar por una propuesta de Dior en color gris, de manga corta, cierre de botones y cinturón. Un modelo fácil de encontrar entre las nuevas colecciones estivales que puedes llevar con zapatillas, alpargatas o sandalias. 

NI ZAPATILLAS NI SANDALIAS

Camisa blanca, americana y vaqueros básicos, un conjunto de inspiración working que puedes completar con unos mocasines de Mun, un modelo que pertenece a la colección cápsula que ha diseñado junto a la firma.

Este tipo de calzado se aleja de los básicos de siempre y proporciona las dosis de sofisticación que, con otras alternativas, como las zapatillas o las sandalias de plataforma, no siempre 

se consiguen.

FLORES Y PRIMAVERA

Los vestidos de flores de siempre se han renovado con nuevas versiones que demuestran que este estampado ofrece posibilidades casi ilimitadas. Anima tu vestidor y tus looks de estar por casa, o en las salidas a la calle, y apuesta por un diseño de print floral con detalles de tendencia, como las mangas abullonadas o los drapeados.

SUDADERA

Sí, la sudadera en todas sus versiones, con capucha, ancha, entallada, con bolsillos delanteros, se ha convertido en una prenda recurrente de las últimas semanas. 

Para darle un respiro, puedes optar por un polo deportivo, uno de los hits del momento, que puedes combinar con unos favorecedores pantalones cortos vaqueros en color blanco.

El resultado es un look desenfadado pero estiloso. 

MAXI VESTIDO 

No solo los vestidos blancos de estética boho funcionan como la apuesta infalible para esos días que no sabes qué ponerte.

Las versiones estampadas que se alargan hasta casi cubrir el tobillo también ganan adeptas con los meses de calor.

Flores, lunares, paisley, rayas, cualquier print es apto para desmarcarse de los sencillos modelos blancos y proporcionar un toque de color a tu armario. 

Una elección ideal para llevar en la ciudad con botines o zapatillas y en looks relajados con alpargatas o sandalias pala.