¡Evita el estrés en confinamiento!

Los especialistas insisten en que se aprende de las experiencias

¡Evita el estrés en confinamiento!

La crisis sanitaria motivada por el Coronavirus nos ha sumido en la desesperanza por una situación inesperada e insólita, en nuestras vidas.

El hecho de estar en confinamiento durante meses y no llevar una vida normal influye. 

Tendrá efectos psicológicos sobre las personas por el mero hecho de restringir sus movimientos o desplazamientos, porque no estamos programados para estar en espacios cerrados.

Además, conviene tener en cuenta que la situación presenta algunas alteraciones.

El nuevo escenario está motivado por un contexto de estrés y, por otro lado, el confinamiento hace que perdamos una relación efectiva con el tiempo; que ayudan a estabilizar el estado de ánimo, como la luz natural o el contacto con la naturaleza.

Ello conduce a respuestas emocionales como el miedo, la ansiedad y la preocupación que, al prolongarse en el tiempo, nos llevarán a estados de ánimo inestables, en los que todo se intensifica y experimentaremos un sin fin de emociones variadas.

ADAPTARSE

Pero, como decíamos, hay que centrarse en lo positivo. El ser humano tiene una gran capacidad de adaptación y lo hemos demostrado a lo largo de la historia.

Más allá de las variaciones emocionales o los problemas que puedan derivarse, ya que no estamos acostumbrados a convivir 24 horas con las mismas personas, hay que concentrarse en la facilidad de adaptación.

cambioS

En algunas personas se presentará estrés postraumático, derivado de una situación como la que nos ha tocado vivir; también existen otras personas que, basándose en su experiencia, después de vivir estas situaciones crecen y mejoran.

Este crecimiento postraumático y los cambios positivos que se derivan de él, no quiere decir que todo se vea de forma positiva, sino que se aprende y son más fuertes.

REd social

Nuestra respuesta al estrés que genera el confinamiento también dependerá de los recursos materiales y sociales de los que dispongamos.

Estos aspectos también son muy importantes, como la red social de la que disponemos, el número de personas con las que nos relacionamos el espacio personal, las zonas del hogar al aire libre, entre otras.