Exceso de actividad en las redes sociales

Afecta a tu salud física y emocional

Exceso de actividad en las redes sociales

No vamos a negar que las redes sociales se han integrado en nuestra vida hasta tal punto que no concebimos que no formen parte de ella. 

Es cierto que todos conocemos a alguien que aún no se ha dejado seducir por el embrujo de Instagram o que no sigue la actualidad de la forma más inmediata a través de Twitter. 

BIENESTAR

Pero hay que admitirlo, son la minoría y aún les miramos con cierta incredulidad. 

Porque para los más adictos a las redes, se trata de una experiencia comunicativa y expresiva que hay que vivir, aunque se acerque cada vez más el momento y las razones para desengancharse.

La más visible es que nos ocupan casi la mitad del tiempo que pasamos en línea, más del 30%, y eso es algo que influye negativamente en nuestro bienestar.

REPERCUSIONES

Un exceso de actividad en redes sociales afecta a la salud. Y parece que al fin nos empezamos a dar cuenta de ello, pero solo en parte, porque la mayoría de usuarios de redes sociales desconoce las repercusiones que tienen en su día a día.

La pérdida de calidad del sueño es inmediata cuando antes de acostarnos por la noche sentimos la necesidad de revisar nuestras cuentas, compartir una última foto y dejar likes y comentarios a las publicaciones de nuestros contactos.

LUZ DE ONDA

Las pantallas que utilizamos, teléfono, tablet, ordenador, emiten una luz azul de ondas cortas que puede retrasar nuestra hora de conciliar el sueño, reducir la etapa de sueño REM o anular nuestra capacidad de alerta matinal.

EFECTOS

Si se trata de una costumbre que tenemos cada noche antes de acostarnos puede tener efectos a largo plazo, como insomnio crónico, que aumenta las posibilidades que tenemos de padecer problemas de salud. 

Procura abandonar cualquier tipo de pantalla al menos una hora antes de ir a dormir para garantizarte un buen descanso y eliminar las posibles consecuencias negativas para tu salud.

BIENESTAR EMOCIONAL

Nuestro ánimo y bienestar emocional también se ve afectado por el uso indiscriminado de las redes sociales, ya que la gran trampa de este mundo aparentemente hiperconectado es que puede producir un efecto de aislamiento y de falta de contacto real con otras personas que nos suma en un estado de tristeza y soledad.