fortalece la autoestima de tus hijos

Es fundamental

fortalece la autoestima de tus hijos
El paso de la niñez a la vida adulta puede causar miedo, incertidumbre y hasta pudor.

Por eso, reforzar su autoestima es fundamental.

Te contamos qué puedes hacer como padre.

Llega un momento en la vida de todos los niños y niñas en que deben cambiar de etapa. 

Comienzan a ser un poco más adultos.

Un momento que puede ser algo complicado y con situaciones que no llegan a entender bien.

Los códigos de interpretación de los niños están a medio camino entre un mundo y otro, el infantil y el adulto. 

Esto hace que aparezcan la frustración, la vergüenza y el miedo.

Sentimientos que merman su autoestima emocional y que, como padres, debemos trabajar conjuntamente.

PROBLEMAS

Fundamentalmente, los cambios en situaciones sociales.

Es decir, no saber interpretar todo lo que les sucede en esta nueva fase, ser capaces de hacer lo correcto. 

Les preocupa elegir el momento adecuado para saber interactuar y relacionarse tanto con otros niños como con los adultos que les rodean.

CAMBIOS

Aparecen nuevos miedos, también el pudor y la vergüenza. Aumenta su necesidad de intimidad, pues se mantienen en un momento de descubrimiento.

Tienen grandes deseos de agradar, a toda costa, a su grupo de amigos.

 El sentirse incluido.

Fluctúan entre la alegría y la tristeza más profunda.

Se dan las primeras comparaciones entre ellos y los demás.

AYUDA

Trabajando estos cinco puntos, los padres pueden ayudarse a gestionar emocionalmente los cambios que acusan los niños en esta etapa, a través, precisamente, de una buena autoestima.

DESARROLLO

Hacerle sentir orgulloso de ser quién es.

Enseñarle a desarrollar sus destrezas y habilidades para poder cumplir sus metas. 

Este punto, es bastante complicado, pero lo importante es que debemos ser un modelo a seguir para los niños y mantenernos positivos en cada uno de los argumentos que le demos.

HERRAMIENTAS

Las herramientas fundamentales son los ejemplos en situaciones real es de la vida, cotidianas, que se viven con los demás.

SEGURIDAD

Esto es lo que hay que reforzar. Reafirmarnos incluso nosotros en que el niño puede lograrlo todo y reafirmar también su seguridad propia.