Frutas y verduras

Aportan beneficios a tu organismo y te ayudan a llevar una dieta sana

Frutas y verduras
No cabe duda que, la salud está en la despensa.

Y así es. Los productos que elegimos en nuestra dieta pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud física y también mental o, por el contrario, empeorarla. Y comer sano es fácil, no vas a perder tiempo, y tampoco te vas a gastar más dinero. 

Expertos en gastronomía recuerdan que elegir alimentos saludables y cocinarlos de forma sana no es tan complicado como pensamos. 

La clave de comer sano es la variedad, comer de todo e inclinarse por aquellos alimentos vivos", que, pasado un tiempo de conservación, se pudren. 

Es decir, frutas, verduras, pescados, huevos, carnes blancas, esa es la base de una alimentación sana. 

Aquí, vamos a repasar aquellos alimentos que podemos introducir en nuestra dieta y que nos aportan sustancias que nos ayudan a estar más sanos. 

MORAS

Se trata de uno de los frutos silvestres con más propiedades antioxidantes, se pueden consumir todos los días.

A su vez, contienen vitamina A, C y E, además de importantes minerales como el calcio, el potasio o el zinc, que ayudan a fortalecer las defensas, algo imprescindible en esta época del año.

El zumo de mora puede ser un buen aliado para aquellas personas que sufren una inflamación de garganta. 

MANZANAS

Como reza el dicho anglosajón, "una manzana al día aleja al médico".

¿A qué debe su buena fama? Su amplio listado de propiedades antioxidantes, derivadas del aporte de vitaminas y fibra, hacen de este alimento un compañero fundamental para sobrellevar los desórdenes del cuerpo, tan típicos de los meses de frío. 

Además, se trata de una fruta que se puede comer a diario, y varias unidades, por lo que te ayuda a controlar el hambre, a no picotear y, sobre todo, a no comer alimentos que puedan perjudicarte. 

UVAS

Las uvas son un alimento muy completo, es rica en azúcares, en sales minerales, potasio, calcio, magnesio, y en vitaminas A, C, y en vitaminas del grupo B. 

Es de fácil digestión y tiene propiedades diuréticas, depurativas y laxantes.  Eso sí, al ser ricas en azúcar, es conveniente que las personas diabéticas las eviten. 

Aporta 84 calorías por cada 100 gramos.

Su piel, además, es rica en taninos, sustancias antioxidantes. 

BRÓCOLI

Aunque todos asociamos la vitamina C con las naranjas u otros cítricos, hay otros alimentos que también la contienen.

Es el caso del brócoli, un alimento muy rico en esta vitamina y en antioxidantes.

Además, es baja en calorías, por lo que colabora a la hora de cuidar la salud y evitar el envejecimiento prematuro de las células.

Los expertos recomiendan consumirlo una vez por semana.

LECHUGA

Pese a que, como sabemos, ningún alimento es curativo por sí solo, sí hay frutas y verduras que deben estar en nuestra dieta saludable puesto que contienen sustancias beneficiosas para nuestra salud.

Es el caso de la lechuga. 

Es ideal para consumirla todos los días por su bajo aporte calórico y por su versatilidad, es una buena aliada para perder peso y es rica en vitaminas A, E, C, B1, B2, y B3, magnesio, calcio y potasio.

ARÁNDANOS

Estas frutas son un buen antiinflamatorio para quien las consume, ya que ayudan a combatir enfermedades como la fibromialgia o el dolor muscular. 

Son también ideales cuando se quieren reducir los niveles de colesterol y cuentan con un gran número de propiedades antioxidantes.

Por último, los expertos recomiendan comer unas 25 unidades de arándanos tres veces por semana.

ACELGAS

Éstas son muy ricas en vitaminas A y B y en minerales como el calcio, el potasio, el hierro y el fósforo, por lo que se pueden consumir casi a diario. Además de ayudar a adelgazar, las acelgas son recomendables para el invierno, ya que gracias al calcio y a la vitamina K que poseen favorecen la salud de los huesos, que muchas veces se ve mermada durante esta época.

COLIFLOR

Constituye un alimento de escaso aporte calórico y con un bajo contenido de hidratos de carbono, proteínas y grasas, por lo que es perfecta en cualquier dieta.

Además, contiene vitamina B6, ácido fólico, vitamina B5 y minerales como el potasio y el fósforo. 

Por último, y gracias a su elevado contenido en agua, la coliflor tiene propiedades diuréticas, y los expertos recomiendan tomarla cada 3 o 4 días.