Icónico Jersey de Lady Di, objeto de deseo

Icónico Jersey de Lady Di, objeto de deseo

A una determinada generación no se le olvida el icónico jersey de Lady Di con fondo rojo plagado de ovejas blancas, entre las que destacaba una solitaria oveja negra, un suéter que lució en diferentes ocasiones y se especuló mucho sobre el mensaje que quería enviar la princesa.

Muchos años después, y tras el éxito de la serie "The Crown" de Netflix, se ha puesto de manifiesto que se pueden rescatar grandes éxitos de la moda de los ochenta, especialmente, si se trata del comentado vestuario de Diana Spencer.

PRENDA

Uno de ellos es este jersey que forma parte de la colección permanente del Victoria & Albert Museum, el Museo Nacional de Arte y Diseño de Londres.

Ahora, 40 años después de su primera confección, la americana Rowing Blazers ha creado esta temporada una colección, en colaboración con sus diseñadoras Joanna Osborne y Sally Muir, que reedita éste y otros diseños que llevó Diana de Gales.

Un jersey que no dudan en lucir diseñadores como el español Juan Avellaneda, y del que, según sus creadoras, Andy Warhol al verlo dijo que era elegante y del que el cantante David Bowie manifestó su deseo por tener uno.

Avellaneda confiesa haber sentido una gran fascinación por ese diseño y recuerda que de niño vio ese jersey en una revista hasta obsesionarse.

"Me parecio´ la bomba: un jersey rojo con ovejas blancas y una negra, y un mensaje su´perpositivo en e´l", ha escrito en su Instagram, donde posa luciendo el diseño.

DISEÑO

El creador explica que para él ser la oveja negra "no es algo malo, sino ser especial porque tienes algo que te hace diferente y u´nico (...). Las ovejas que aunque son diferentes no se vienen abajo esta´n orgullosas de ser como son".

El suyo es el diseño que se puede adquirir en la firma neoyorquina Rowing Blazers, que ha sido reeditado por la firma original que lo creó en 1979, Warm&Wonderful, y que tiene en su web una fotografía de la princesa Diana, luciendo el diseño creado por Joanna Osborne y Sally Muir.