INFANCIA DE JESÚS

QUISO NACER POBRE; ERA UN NIÑO COMO TODOS LOS DEMÁS; RECIÉN NACIDO TUVO QUE HUIR A EGIPTO CON SUS PADRES

INFANCIA DE JESÚS

La Sagrada Familia regresó a Palestina cuando murió el rey Herodes.

Jesús era obediente y bondadoso con sus padres.

Hasta la edad de 30 años vivió con San José y la Virgen Santísima, enseñándonos con su ejemplo que debemos ser siempre obedientes y serviciales hacia nuestros padres.

LA ANUNCIACIÓN

Un día el Arcángel San Gabriel fue enviado por Dios para que llevara un mensaje a María, una doncella que había tomado como esposo a José, un carpintero de Nazaret, "Alégrate llena de gracia, el Señor está contigo", la saludó el arcángel.

María se turbo por aquella aparición, pero el mensajero celestial la tranquilizó anunciándole un gran prodigio: "Por obra del Espíritu Santo, vas a ser madre de un niño que será grande y será llamado hijo del Altísimo".

María llena de reverencia, ante el mensaje divino exclamó: "He aquí la esclava del Señor".

Y desde ese mismo instante, Jesús, el Hijo de Dios comenzó su vida entre nosotros.

SANTA ISABEL

También Isabel la prima de María, esperaba a un niño; cuando la virgen lo supo, fue a visitarla para hacerle compañía y ofrecerle su ayuda.

Y sucedió que apenas escuchó Isabel el saludo de María, se sintió movida por el Espíritu Santo y exclamo: "¡Bendita eres tu entre las mujeres!":

Entonces, la Virgen María alzando sus ojos al cielo, entonó su himno de alabanza: "¡Mi espíritu se llena de júbilo en Dios mi Salvador!".

SALVADOR DE HOMBRES

Dios mandó un ángel para que también San José supiera que María iba a ser madre del Hijo de Dios.

Y como correspondía al padre de familia ponerle nombre al niño, el ángel le dijo a José: "Le pondré el nombre de Jesús, pues, Él es quien salvará a los hombres".

CAMINO A BELÉN

María y José vivían en Nazaret, esperando con gozo el nacimiento de Jesús.

Pero en esos días el emperador romano César Augusto ordenó que todos los habitantes de su imperio fueran a registrarse en sus pueblos de origen.

Por tal motivo, la Virgen y San José tuvieron que dirigirse a Belén, el pueblito que les correspondía. En Belén no encontraron donde hospedarse y se refugiaron en una gruta que servía como establo.

NACIMIENTO

En el solemne silencio de la noche, nació Jesús, El Salvador.

La Virgen lo envolvió en unos pobres pañales y lo recostó en el pesebre.

En el cielo los Ángeles cantaban: "¡Gloria a Dios en los cielos, y en la tierra, paz a los hombres de buena voluntad"!

LOS PASTORES

En las colinas cercanas, algunos pastores velaban cuidadosamente a sus ovejas cuando fueron avisados del nacimiento de Jesús, entonces fueron a Belén para adorarlo.