INTERIORES MINIMALISTAS

RENUEVA LA DECORACIÓN DE TU HOGAR CON LÍNEAS SIMPLES Y ACTUALES

INTERIORES MINIMALISTAS

Los ambientes minimalistas se caracterizan por las líneas rectas y las formas simples y serenas. 

Esta limpieza de formas se traduce en espacios tranquilos, con interés visual, pero sin distorsiones, tremendamente apreciados hoy.

Si eres fan del minimalismo entonces querrás descubrir algunas ideas prácticas que funcionen para actualizar este tipo de ambientes.

Además de efectivas, estas claves son muy accesibles y podrás desarrollarlas sin problemas. 

MENOS ES MÁS

Pautas infalibles para acentuar el minimalismo.

Si has decidido abrazar este estilo en tu casa entonces seguramente que has interiorizado la clave general que dicta los pasos de cualquier minimalista que se precie: "Menos es más".

Para ser fieles a esta filosofía deco, tus espacios han de estar configurados acorde a las formas limpias y rectas, prescindiendo de lo superfluo y resaltando lo esencial.

RASGO

Aunque todos tenemos en mente estas claves minimalistas, existen diferentes niveles o grados que podemos elegir para nuestra casa.

Un rasgo de los amantes del minimalismo es, sin duda, ser muy selectivos a la hora de incluir elementos decorativos en un espacio.

MATERIALES NATURALES

Materiales naturales que abrazan la simplicidad

Además de bellos, los materiales naturales son perfectos en espacios minimalistas, ya que enaltecen lo simple, lo verdaderamente imprescindible.

Maderas sin tratar, textiles naturales, fibras vegetales, piedra, etc. 

Este tipo de texturas y acabados son preferibles para ambientes minimalistas, más adecuados que los materiales complejos.

Añadir un mueble de madera puede ser una forma de acentuar el aire minimalista de tu salón, siempre que elijas formas sencillas, nada recargadas.

GIRO EN EL COLOR

Pintar las paredes de una habitación de un color totalmente diferente al que tenían es una gran estrategia para incidir en el 

estilo minimalista de la misma.

Es, además, una forma económica para renovar la decoración que puedes hacer tú mismo.

Los ambientes de este estilo se rigen por una paleta cromática basada en los colores neutros, con el blanco a la cabeza pero que incluye igualmente la gama de los crudos, los grises y los tonos piedra, el negro.

Apostar por un color ligeramente más cálido también está permitido.

EN EL BAÑO

Menos, es más, también en el baño.

Tanto si apostamos por azulejos sencillos como si lo hacemos por otro tipo de revestimientos, la sencillez debe ser la pauta a seguir en las paredes del cuarto de baño.

ACOGEDOR

¿Puede el minimalismo ser acogedor?

La respuesta a esta pregunta es un sí rotundo. 

Los ambientes minimalistas no tienen por qué ser fríos y desangelados, una crítica que suelen recibir debido a la dureza de las formas rectas y simples.

Sin embargo, es posible convertir un ambiente minimalista en un espacio acogedor si añadimos textiles que aumenten el confort, o algún tono cálido que rompa la monotonía de los colores neutros.

No es necesario elegir almohadones, cojines, mantas o plaids en tonos demasiado intensos y llamativos, que se encuentren fuera de lugar en este tipo de espacios.

Siempre es posible decidirse por colores serenos y apagados.

PAREDES

Decorar las paredes, ¿sí o no? Si siempre has pensado que en los espacios minimalistas apenas se decoraban las paredes, es hora de cambiar de opinión.  Aunque los muros desnudos o con muy pocos elementos son muy frecuentes, también puedes incorporar galerías de pared a tu salón.

ELEMENTOS SENCILLOS

Bastará con que elijas motivos sencillos y los enmarques con marcos blancos, por ejemplo, que no destaquen en exceso sobre las paredes, de tonos claros.

Huir de los contrastes marcados puede ser una buena estrategia para disfrutar de una galería de cuadros, fotografías, ilustraciones en un salón minimalista.