La hija no reconocida de Alberto II de Bélgica pide ser tratada "igual" que sus hermanos

La hija no reconocida de Alberto II de Bélgica pide ser tratada igual que sus hermanos
Delphine Boël / Foto: AP

BRUSELAS, Bélgica (EFE).- La artista belga Delphine Boël, nacida de una relación extramarital del rey emérito Alberto II de Bélgica, pidió ser tratada "exactamente igual" que sus hermanos en la última vista del juicio sobre la petición de reconocimiento de su paternidad celebrada hoy en la Corte de Apelación de Bruselas. 

"Lo esencial ya nos lo han concedido. Nadie pone en cuestión que Delphine es la hija de Alberto II", manifestó su abogado, Marc Uyttendaele, a las puertas del Palacio de Justicia junto a Boël, quien no quiso hacer declaraciones a los medios. 

Una vez escuchadas ambas partes, el Tribunal se reunirá para tomar una decisión y emitirá su sentencia el próximo 29 de octubre. 

Uyttendaele añadió que esperarán al contenido de la decisión final para "conocer los efectos que van más allá del reconocimiento de la paternidad" y destacó que lo más importante de esta vista es que "parece evidente que Delphine será reconocida como la hija de Alberto II". 

En cuanto al apellido, el abogado destacó que es la Constitución la que fija el nombre de la familia real, "que efectivamente se trata de Sajonia-Coburgo". 

No obstante, añadió, "el título de princesa no es importante en sí", pero "no sería admisible que uno de los hijos de Alberto II no sea tratado de la misma forma que los demás", manifestó Uyttendaele. 

Por su parte, el abogado del rey emérito de los belgas, Alain Berenboom, manifestó que este asunto "fue doloroso" para todas las partes involucradas en él, incluido el rey Alberto II, quien se "implicó a pesar suyo", y que "es hora de que se termine". 

La artista Delphine Boël, que nació en Bruselas en 1968, presentó en 2013 su primera demanda de paternidad a Alberto II. 

Su existencia salió a la luz en 1999 como consecuencia de la publicación de una biografía no autorizada de la reina Paola. 

La Corte de Apelación de Bruselas ordenó en mayo de 2019 al antiguo monarca, de 86 años, que se realizase una prueba de ADN para comparar la información genética con la de su presunta hija. 

Finalmente, Alberto II confirmó el pasado 27 de enero que los resultados del test de ADN al que se sometió por orden de la justicia mostraban que es el padre biológico de la artista.