LVMH y Tiffany se culpan mutuamente de compra fracasada

LVMH y Tiffany se culpan mutuamente de compra fracasada

Dos empresas destacadas del glamour en ambos lados del Atlántico se pusieron los guantes de box para agarrarse a golpes. La francesa de productos de lujo LVMH y la joyería estadounidense Tiffany & Co. se culpan mutuamente del fracaso de lo que hubiera sido la adquisición más grande de la historia del sector.

LVMH, con sede en París, anunció el miércoles que desistía de la adquisición de Tiffany, por valor de 14.500 millones de dólares, porque el gobierno francés pidió una demora para evaluar los impactos de posibles aranceles estadounidenses. 

Tiffany demandó para que lleve a cabo la transacción y LVMH respondió con furia ayer. El conglomerado francés —que incluye entre sus tenencias Christian Dior, Louis Vuitton, Moet & Chandon, Bulgari y Sephora— acusó a Tiffany de manejar inadecuadamente la crisis financiera provocada por la cuarentena del coronavirus.

CRISIS

LVMH criticó a Tiffany por dar dividendos pese a que estaba perdiendo dinero y dijo que el desempeño de esa marca de joyería en el primer semestre fue "significativamente" peor que el de las marcas de LVMH durante el mismo período. "LVMH confirma que no se cumplen las condiciones", agregó.