Navidad en familia

Navidad en familia

El verdadero núcleo de la Navidad es la familia, es reunir, siempre y cuando sea posible, a los hermanos, hijos, tíos, primos, abuelos, amigos.

Para disfrutar de una velada juntos, compartir mesa, regalos e ilusiones, o incluso un viaje navideño. ¿Cómo vives la Navidad en tu familia?

CARIÑO

Vivir la Navidad en familia significa sobretodo dar y recibir cariño.

La Navidad es un buen momento para la ternura, para meterse en la cocina con los niños, para charlar, cantar y bailar con ellos, contarles cuentos navideños, para fomentar reuniones largas y extendidas entre todos, para compartir e intercambiar regalos, libros, músicas, e incluso momentos de soledad o de no hacer nada.

RESENTIMIENTOS

En Navidad, dejemos de lado las incertidumbres, el pesimismo y las ideas negativas.

Dejemos de lado los resentimientos, los problemas laborales, las adversidades, separaciones, y los centremos alrededor del positivo. 

OPTIMISMO

El optimismo debe ser una obligación ética durante la Navidad, una renovación y un renacimiento de los pensamientos, de las actitudes y sentimientos.

ALEGRÍA

Enseñemos a los niños, desde muy pequeños, a vivir la Navidad de una forma más espiritual, con alegría, con más sentido, lejos de la vorágine por conseguir el regalo perfecto.

Los niños son felices cuando se sienten partícipes de una familia, en las tareas que implica la Navidad, como preparar la cena, envolver los regalos, preparar la mesa, elegir qué van a jugar, qué canciones navideñas o villancicos van a cantar, decorar el árbol de Navidad.

Lo ideal en una Navidad en familia, es revivir y redescubrir entre todos, el verdadero motivo por el cual vives la Navidad.