Pintura sectorizada

Decoración de paredes

Pintura sectorizada
En decoración de interiores las paredes son capaces de marcar estilo.

En este artículo queremos centrarnos en ellas y en una tendencia para decorar paredes relacionada con la pintura.

Concretamente, hablamos de pintura sectorizada. Te contamos los detalles de un tipo de pintura original que te ayuda a delimitar y separar, así como a decorar.

EFECTOS DEL COLOR

Se trata de una tendencia en decoración de paredes que juega con el color y los efectos para decorar y demarcar zonas en un mismo espacio sin necesidad de usar más que el juego de colores y las líneas en la pared. 

Ni muebles, ni elementos arquitectónicos divisorios, ni complementos de ningún tipo.

Con esta técnica es posible renovar un espacio y reorganizarlo visualmente. 

Formas geométricas y colores crean zonas en la pared que coinciden con el escritorio y la cama y separan los ambientes.

FORMAS GEOMÉTRICAS

Formas rectas y sinuosas, pero siempre geométricas.

Este tipo de pintura denominada sectorizada se basa en la idea de pintar estratégicamente algunas partes de la pared, incluso, del techo, ese gran olvidado y que tanto juego puede dar.

Es una forma original de decorar y crear impacto visual sin sumar elementos a la estancia y por una inversión controlada.

Tendrás que jugar con los colores, eso sí. Y puedes optar por usar tonos contrastados o en la misma línea cromática.

Así logras un foco de atención más marcado o un efecto bloque tono sobre tono.

DELIMITAR

De una estancia a otra.

Es la pintura también aquí la que acentúa el límite entre estancias o ambientes. 

Las paredes existentes se desdibujan y es el color el que marca la transición entre los espacios con dos tonalidades, gris y anaranjado, usadas en la misma intensidad en todas las paredes de una habitación y de idéntica manera en la contigua. 

Sin puerta, también el grosor del tabique se colorea y marca la transición.

TODOS LOS AMBIENTES

Para todos los ambientes.

Aunque es frecuente ver pintura sectorizada, sectorializada, en habitaciones y juveniles por su estilo desenfadado, esta tendencia de decoración de paredes es apta con mayor o menor grado de atrevimiento en todas las estancias de la casa. Puedes jugar con formas y patrones más sencillos y menos arriesgados o con líneas inclinadas y circulares que se prolongan en el techo y en el suelo, incluso. 

ESPACIOS

Ya sea un espacio de lectura, un área de juegos, una zona de estudio o un mueble que quieras destacar, la pintura sectorizada no dejará indiferente a nadie.

Se trata de delimitar el espacio, aunque sea pequeña, para darle unidad y presencia como ambiente con entidad propia respecto al resto del interiorismo.

MUEBLE

Enmarcar un mueble con dos efectos. Para destacar una pieza especial en diseño o para hacer que un mueble sencillo 

se transforme.

La pintura sectorizada llena visualmente con lo que sirve para destacar una pieza de línea única, con carácter; o para dárselo a una composición más sencilla como esta, por ejemplo.

Un aparador bajo y un estante que deja la pared libre en una buena proporción.

Con la pintura sectorizada se unifican los dos muebles y la composición queda más armada.

FORMAS ARRIESGADAS

Formas arriesgadas que dan vida a las paredes.

La pintura sectorizada también puede usarse para decorar, sin más fin. 

Puede que no necesites separar visualmente nada ni delimitar ambientes en un mismo espacio. Entonces también puedes jugar con ella, con las formas, para crear patrones decorativos con color. Lo mejor de la pintura sectorizada, además de que implica redecorar con una inversión reducida, es que no es difícil de aplicar. 

En función de los patrones puede tener más dificultad y exigir el uso de plantillas para lograr líneas perfectamente delimitadas. Pero basta cinta de pintor para crear líneas rectas y transiciones de color, sin pericia en la aplicación.

EN BLANCO Y NEGRO

Puedes recurrir a la pintura sectorizada para decorar un dormitorio, jugando con el contraste y la fuerza del blanco y del negro. 

El negro pinta las paredes del cabecero y parte de las contiguas, también la parte correspondiente del techo, indicando cuál es la zona de descanso propiamente dicha; mientras que el blanco se reserva para el resto de paredes.

El acierto es la combinación de ropa de cama blanca en la zona de paredes negras y el cerramiento de perfil negro en el espacio decorado en blanco.

ELEMENTOS EXISTENTES

Una forma muy sencilla de decorar y separar con pintura sectorizada es la de aprovechar elementos arquitectónicos presentes en la pared, techo y ambiente en general. 

Cualquier línea que se cree puede ayudarte a crear paños que pintar de diferentes tonalidades.

FORMAS SENCILLAS

Decorar con pintura sectorizada implica jugar con formas sencillas como este zócalo creado con color, que protege la pared de manchas en la parte más expuesta; hasta composiciones originales y destacadas.