Plasman la cosmovisión indígena en cada prenda

Plasman la cosmovisión indígena en cada prenda

OAXACA, Oax. (EL UNIVERSAL).- Su deseo por ir más allá de una vida en el campo, en el hogar y de romper con la pobreza, inspiró a la oaxaqueña Suilma Sánchez Martínez para que desde la adolescencia dejara su lugar de origen y migrara a la ciudad de Oaxaca, en el año 2009 para convertirse en diseñadora de modas.

Originaria de San Miguel Quetzaltepec, municipio mixe de la Sierra Norte, es una diseñadora de textiles que ha impulsado su propia marca luego de descubrir su talento en el diseño de moda. Suilma vivió en Quetzaltepec hasta los 15 años y al terminar la secundaria decidió viajar a la capital de Oaxaca; trabajaba por las mañanas y estudiaba por las tardes. Al concluir la preparatoria conoció el mundo de los textiles a través del reconocido diseñador mixteco Juan Manuel Bautista, originario de Huajuapan de León.

"Fue algo maravilloso, porque veía todo el trabajo que él hacía, sus pasarelas, sus diseños, todo el proceso que conlleva una prenda, visitamos diferentes comunidades, y así es como me fui interesando más en el tema", recuerda la joven mixe de 25 años.

Emprendedora

Al entrar cada vez más en el diseño Suilma eligió profesionalizarse y actualmente estudia el séptimo semestre de la licenciatura de Diseño de Modas; además, desde hace un año cuenta con su propia marca de textiles.

"Emprender es demasiado difícil y más para una mujer indígena, porque siempre hay discriminación, y que no todos creen en ti; sin embargo, estamos echándole ganas, estamos posicionando la marca", expresa.

Se asoció con el diseñador Juan Manuel, y juntos emprenden Suilma Sánchez Tuunik, la marca de sus prendas que llevan el nombre de la oaxaqueña y la última palabra en mixe que significa lluvia.

Suilma destaca en sus textiles por el sello de las culturas indígenas que plasma en cada prenda, además porque es la primera que empezó con la elaboración de abrigos y sacos.

Su arte ha sido admirado por otras artistas oaxaqueñas a quienes ha vestido, por ejemplo, a la soprano mixe María Reyna y a la mixteca originaria de Huajuapan de León Patricia Trujano.

La reconocida María Reyna lució las prendas diseñadas por Suilma en sus presentaciones en la Guelaguetza 2019 y en el teatro Macedonio Alcalá, de Oaxaca. En cada pieza que portó la soprano oaxaqueña, la diseñadora mixe comunicó la fusión de culturas de Oaxaca y Chiapas, donde representó el sol y magueyes en telas de seda y piel: "Para mí fue un placer vestirlas, se dio todo y así colaboramos. Lo que hacemos en nuestros diseños es darle un valor artístico a los textiles artesanales, es arte, no es cualquier cosa", comenta.

El emprendimiento de Suilma y de Juan Manuel Bautista ha generado, además, la creación de empleos para decenas de artesanas originarias de las ocho regiones de Oaxaca, quienes elaboran los bordados de manera artesanal.

La joven mixe se inspira en la cultura de los pueblos indígenas y actualmente diseña textiles a partir de la cosmovisión de más de ocho grupos étnicos de Oaxaca, de otros estados del país y del extranjero, como Guatemala.

Para la elaboración de cada pieza, estudia la cultura de la etnia. En 2020 tendrá una pasarela para concluir su licenciatura, por lo que desde hace un año trabaja en la investigación de la cultura mixteca, para después diseñar las prendas. El deseo de Suilma es dar a conocer sus textiles a nivel internacional.

"Hay mucho por conocer y de qué aprender, soy estudiosa de los textiles artesanales, investigadora de tintes naturales, yendo a las comunidades para ver todo ese proceso que conlleva a teñir una tela", explica.