¿Quieres lucir esbelta y jovial?

Deja de usar los dispositivos electrónicos una hora al día

¿Quieres lucir esbelta y jovial?
A veces, tan solo se necesitan pequeños cambios para lograr grandes resultados. 

En el caso de las dietas, por ejemplo, los expertos señalan cuáles son los 3 hábitos con los que tener cuerpazo en verano entre los que destacan el teatoxing, o el arte de aliarte con el poder de los tés e infusiones con mayores propiedades depurativas o adelgazantes.

En cuanto a los trucos efectivos que ponen en práctica las celebrities están los shots quema grasas, cócteles de ingredientes concentrados y diseñados no solo para perder peso, también para que el pelo crezca más fuerte, la piel se note más luminosa o las digestiones sean menos pesadas.

ENVEJECIMIENTO PREMATURO

Al igual que estos shots multifunción existe un truco con el que es más fácil adelgazar y, como valor añadido, también evita que los signos de envejecimiento aparezcan antes de tiempo.

La mala noticia es que, si eres de las que pasas horas con la mirada fija en el teléfono móvil, te va a costar ponerlo en práctica pues la clave consiste en reducir el tiempo de uso de los dispositivos electrónicos. 

DESCANSO

La importancia del descanso.

Según un estudio llevado a cabo, un porcentaje elevado de personas, asegura que debido a la pandemia sus niveles de estrés son mucho más altos que antes. 

Entre algunas de las consecuencias de este fenómeno, los encuestados destacaban la falta en la calidad del sueño, menor capacidad de concentración o un aumento del sedentarismo.

En lo referente al peso, dormir mal es un problema pues como revelan los expertos, hay que dormir, de 7 a 8 horas para favorecer el buen funcionamiento metabólico.

Como dato interesante, una encontraba una conexión directa entre un descanso suficiente y la pérdida de peso al notar que los participantes que dormían menos de seis horas y media acumulaban un mayor índice de grasa corporal. 

OBSTÁCULOS

En cuanto a los obstáculos que impiden que se concilie mejor el sueño, los celulares y las tablets se perfilan como los culpables principales. 

Y es que, entre los trucos para irse a dormir antes, debes evitar usar dispositivos electrónicos antes de irte a la cama: El celular, la tablet, el ordenador, ya que alteran el cerebro, y también son responsables del insomnio.

Es mejor dejar de usarlos un buen rato antes de acostarse.

RELAX

Por el contrario, crea un ambiente relajado en tu habitación: Minimiza la luz y los sonidos en tu dormitorio. 

El cerebro libera melatonina, hormona que regula el sueño, con la oscuridad. 

Además, puedes usar aceites esenciales en difusor para relajar aún más el ambiente.

GARANTÍA ANTIEDAD

Además de un obstáculo a la hora de perder peso, pasar mucho tiempo frente a dispositivos electrónicos también tiene un impacto directo en el envejecimiento: Apreciamos que el uso durante más horas del celular, como herramienta de teletrabajo en posturas complejas ya sea en sofás o desde la misma cama, produce una mayor tendencia a la pérdida de la firmeza del cuello y de toda la línea V de la mandíbula.

MILLENNIALS

Un problema que afecta a un sector de la población en especial: Hay estudios que avalan que los millennials presentan un envejecimiento del tejido de la mandíbula y el cuello un 72% más acelerado de lo que ocurría antes.

POSTURA

A todo ello se suma la postura en la que se suele consultar el móvil cuando se está en la cama, tumbada de lado, una posición que potencia la pronunciación del surco nasogeniano, o la línea que viaja desde las aletas de la nariz hasta las comisuras de los labios. 

NECK STRESS

Este fenómeno que ya tiene nombre, neck-stress, y se definen como un conjunto de tensiones que sufre la zona de cuello y escote, como las posturas al mirar el celular, estar demasiadas horas sentados o, por ejemplo, dormir boca abajo, que contribuye a la formación de arrugas en el escote. Como solución, desde la firma proponen su gama Inhibit Tensolift Neck, compuesta por un sérum, una mascarilla y una crema formuladas para revertir los daños de esta costumbre tan arraigada en la era digital.