¿Sufres ansiedad por el confinamiento?

Cuida tu salud mental

¿Sufres ansiedad por el confinamiento?
La pandemia no nos da tregua. El otoño se preveía complicado y, lamentablemente, los pronósticos no hacen sino cumplirse. 

De nuevo la realidad nos supera, los contagios se multiplican y el mundo se enfrenta a una segunda ola de Covid-19.

Aunque el desánimo puede hacer acto de presencia, pues son ya muchos meses los que han pasado desde que nuestra vida dio un vuelco, allá por el mes de marzo, podemos tener estrategias y herramientas que nos ayuden a enfrentar esta situación.

Todo con el objetivo de hacer que esta situación atípica sea lo más llevadera posible. Y es que la población se encuentra actualmente con problemas de desregularización emocional, intentando devolver normalidad a sus vidas, por lo que un hipotético nuevo confinamiento agravaría la salud mental rápidamente.

Esos efectos que sufrimos todos de forma progresiva durante el primer confinamiento surgirían más rápido y más fuertes.

Nuestra resiliencia estaría afectada por la fatiga provocada por la primera desregularización emocional.

ACEPTAR EL CAMBIO

Al ser humano no le gustan mucho los cambios.

Sí que es cierto que el cambio forma parte de nuestra vida, y es la única variable que realmente se mantiene constante en el universo; si lo piensas por un momento, no hay un día igual a otro

A muchas personas les ha costado convivir y adaptarse a la transformación, casi de un día para otro, que ha sufrido nuestra forma de vida.

Hay quienes dicen incluso que nada volverá a ser como antes; la realidad es la que es y enfadarnos con ella no hará que se modifique ni un ápice nada de lo que ha pasado hasta ahora.

POSIBILIDADES

Es importante cultivar la aceptación, algo que nos ayuda a soltar lastres, a aligerar la carga emocional negativa y a generar nuevas posibilidades, algo que puede resultar emocionante cuando te abres a ello.

Eso sí, hay que tener en cuenta que, para conseguirlo, es fundamental no seguir dándole vueltas a cómo eran las cosas hace apenas unos meses. 

INCERTIDUMBRE

Aceptar la incertidumbre como algo natural le quita poder y nos hace más libres, es una práctica terapéutica. Una de las cosas que más ha cambiado para muchas personas es su situación y su entorno laboral. 

Lo que parecía una revolución en el ámbito profesional ha desdibujado por completo los pocos límites que quedaban entre la oficina y la vida personal, sobre todo debido al trabajo desde casa.

FLEXIBILIDAD

Algunas de las consecuencias no son demasiado positivas: Gente agotada, malabares para conciliar y una pérdida total de los horarios son algunas de las consecuencias. 

Es ahí donde entra en juego la flexibilidad, nuestra mejor aliada para abordar esta situación. 

Y es que, para muchas empresas y trabajadores, la pandemia les ha dado la opción de comprobar que ser productivos y eficientes, incluso mejor que antes, no es factible si no se respetan los tiempos individuales.

CONFIANZA

En medio de toda esta crisis social y laboral, seguir trabajando en crear una cultura profesional segura, basada en la confianza en los equipos y que fomente el crecimiento personal y el desarrollo del talento, sin importar cuál sea la logística.