Trucos para reparar el maquillaje roto

Trucos para reparar el maquillaje roto

El mundo del maquillaje es fabuloso, ¿cierto?, cada vez más la industria de los cosméticos nos hipnotiza con fórmulas innovadoras, colores increíbles, empaques alucinantes y campañas multimillonarias que nos invitan a consumir estos productos con furor y pasión. Y ¿cómo no hacerlo? pues el maquillaje es nuestro mejor aliado para resaltar nuestra personalidad y sobre todo en muchas ocasiones para difuminar un poco el paso del tiempo sobre tu rostro.

Sin embargo, así como el tiempo afecta irremediablemente a tu rostro también puede provocar algunos estragos en tu maquillaje favorito. ¿Alguna vez te ha pasado que olvidas cerrar completamente tu máscara y se seca por el aire?, o quizá en un descuido tu blush resbaló y cayó al suelo partiéndose completamente. Seguro te preguntaste qué hacer. Pues aquí tenemos los tips adecuados para revivir todo ese maquillaje que se estropeó o se secó. Sigue estos pasos y quedarán como nuevos.

Pero cuidado, no nos referimos para nada al maquillaje caducado, hay que ser cuidadosos con lo que ponemos en nuestro rostro y sobre todo si el producto ha llegado a su fecha de expiración, nuestra idea es darle nueva vida a nuestro maquillaje favorito y continuar usándolo.

Polvos

Es muy fácil y común que los polvos compactos, rubores, sombras o iluminadores se rompan con cualquier golpe o caída provocando que se rompan en mil trocitos y se salgan de su envase.

Para repararlos, deberás obtener la mayor cantidad de producto posible, pulverizar dentro de una bolsita con ayuda de algún utensilio hasta hacerlo polvo. Luego, viértelo sobre su envase original y agrega sobre el polvo unas gotas de alcohol. Mézclalo todo con una cuchara. Cuando consigas una mezcla espesa, comienza a compactar los polvos con una cuchara, intentando que la superficie quede lo más uniforme posible. Puedes agregar algunas gotas más de alcohol si lo necesitas. Cuando el maquillaje haya recuperado su forma, presiónalo con un algodón o un papel absorbente para eliminar los restos del líquido.

Déjalo secar durante un día y comprobarás que tus polvos compactos han resucitado.

Existe otra opción interesante para darle otra textura a tus productos en polvo. Debes seguir el mismo paso de pulverizar hasta obtener polvo y en vez de añadir alcohol deberás usar vaselina. Coloca la mezcla en un recipiente y mételo en el refrigerador hasta que quede compacto. Así podrás crear sombras, rubor o iluminador en crema e inmune a las roturas.

Lipstick

Las barras de labios se reblandecen cuando están expuestas a temperaturas altas y es habitual que se partan. Si tu lipstick favorito se ha partido, puedes dejarlo como nuevo con el siguiente truco.

Introduce en el congelador la parte suelta de la barra y la del estuche durante unos 30 minutos. Saca las dos partes del congelador y, con un encendedor, calienta la base de la parte rota para poder fundirla con la base. Procura que coincidan lo mejor posible para que la barra entre y salga del envase del lipstick, deja la barra de labios en el congelador durante un día y listo ya estará reparado.

Máscara de pestañas

Cuando la máscara de pestañas entra en contacto con el aire tiende a endurecerse o a secarse. Existe un truco muy fácil para estas situaciones. Debes cerrarlo muy bien y colocarlo por unos minutos en un vaso de agua caliente, este paso tan sencillo le devolverá esa textura cremosa que había perdido. También puedes agregar unas gotas de aceite de almendras, oliva o argán en el interior del envase para que se hidrate y funcione como antes.

Lápices

Es horrible cuando en el momento de usar el lápiz de ojos no nos pinta del todo; un consejo muy sencillo y práctico para darle viveza a los colores es aplicando un poco de calor con la ayuda de una secadora de cabello en una velocidad moderada. Una vez que le hayas dado calor, úsalo como de costumbre. Otra opción es calentar la punta un poco con un encendedor teniendo la precaución de que la punta no esté muy caliente para evitar que te quemes.