Ante carestía, consumidor prefiere las marcas libres

Ante carestía, consumidor prefiere las marcas libres

A-AA+

Frente a la elevada inflación, los consumidores están estirando el gasto al adquirir productos de marca libre y menor tamaño en los supermercados, señaló el grupo financiero Ve por Más (BX+).
"El consumidor ha mostrado, justo por el tema inflacionario, una preferencia por marcas propias. Es decir que, en lugar de una marca líder, compran el de la marca libre por el menor precio", dijo Marisol Huerta, analista senior de la firma.
Durante la presentación de las tendencias, balance y proyecciones al primer semestre de 2022 de Ve por Más, explicó que ya no se llevan productos de las marcas comerciales debido a la quincena limitada, y más bien buscan lo que se ajuste a su bolsillo en este escenario de alta inflación.
Cuando hacen sus compras procuran gastar lo mismo, aunque sea una presentación de menor tamaño y de marcas no tan conocidas, enfatizó.
"Es por eso que vemos como positivo a un consumidor que está siendo resiliente", afirmó, muy motivado por la nueva normalidad y la apertura económica.
Huerta expuso que, debido a ello, las empresas del sector del consumo han sobrevivido al usar marcas propias dentro de su portafolio de productos, mientras el escenario inflacionario se mantiene bajo presión.
El caso del e-commerce, si bien se desaceleró algo, se mantiene el tráfico en los portales de las tiendas de autoservicio.
Algunas de estas empresas están negociando con sus proveedores, en tanto que otras ofrecen servicios financieros y créditos, así como programas de lealtad.
Paquete limitado
Por separado, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) dijo que a pesar de que el Paquete contra la Inflación y la Carestía (Pacic) que anunció hace una semana el gobierno federal pretende proteger a los consumidores, la inflación sigue al alza por factores externos, lo que impacta el crecimiento económico del país y aleja de una recuperación plena.
Los recientes datos de inflación muestran que se mantienen niveles récord desde 2001, al acumularse 14 meses consecutivos de alta inflación, sobre todo en alimentos y bebidas no alcohólicas, con una tasa de 12.79%.
Ello implica un golpe fuerte para los bolsillos de las familias mexicanas, dijo el organismo.
Por ello, las acciones del Pacic que se desarrollarán durante seis meses "pudieran no tener todos los alcances deseados, ya que existen fenómenos que salen del control de los actores nacionales, sobre todo porque no se pueden controlar los insumos y bienes del exterior", expuso.
Explicó que es importante que se reconozca que el origen del incremento inflacionario tiene un origen global y que, al ser México una economía abierta, los precios de los insumos y bienes se fijan desde el exterior.
"En este sentido, la inflación del país seguirá dependiendo de lo que suceda en los mercados internacionales y de cuánto se extienda el conflicto entre Rusia y Ucrania", comentó Coparmex.
Incrementar la producción de granos tampoco es algo que pueda alcanzarse en el corto plazo, añadió el organismo. Sin embargo, aplaudió que el Pacic no implica controles de precios y no provocará mercados negros, pues es trata un acuerdo voluntario que surgió del diálogo.