"Positiva, integración de Norteamérica para competir mejor"

Positiva, integración de Norteamérica para competir mejor
"Es positivo que América del Norte se integre más para poder competir mejor", y "es cierto que la región se ha quedado rezagada" frente al ascenso de China, señaló en entrevista con EL UNIVERSAL el exembajador de México en China, Sergio Ley.
Reaccionó así al planteamiento que hiciera, en la IX Cumbre de Países de América del Norte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, sobre la importancia de una mayor integración regional de América del Norte, para poder competir mejor con China y depender menos de las importaciones asiáticas.
La integración de la región es buena, y lógica, señaló el diplomático. Sin embargo, consideró que "si uno de los propósitos es el aislamiento, es decir, no buscar las mejores opciones en el mercado global, creo que conducirá otra vez a estos procesos de baja de productividad y baja de integración. Todos los mercados internacionales y todo el comercio internacional es una carretera de dos vías. Si uno cierra una vía, inmediatamente la otra vía se va a cerrar.
"Si América del Norte busca cerrarse dentro de sus propios límites de acción y de integración, allí sí se estaría cometiendo un grave error porque nos estaríamos poniendo barreras a los otros mercados que indudablemente se están desarrollando a una velocidad mucho mayor que esta parte del mundo, como son los asiáticos".
Recordó la Asociación Económica Integral Regional (RCEP), considerado el mayor tratado de libre comercio a nivel mundial, que agrupa a los 10 miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) más China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda, que representa a 2 mil 100 millones de personas y 29% del PIB mundial. "América del Norte estaría cometiendo un error si la pretensión es cerrarse dentro de nuestra región".
"No hay que buscar de ninguna manera un aislamiento regional, sino una integración no solamente dentro de nuestra región, sino con otros mercados que pueden ser muy prometedores para nuestra propia producción de toda la región de América del Norte".
En cambio, dijo, "si el propósito no es aislarse, buscar una integración económica y productiva de América del Norte es una ruta que es sana, que puede resultar sana".
AMLO y su delegación celebraron en Washington con tacos de mole y tequila
Sobre el hecho de que la propuesta haya venido de México, un país que en los últimos años ha tenido un acercamiento con China, el exembajador (2001-2007) indicó que "el hecho de que nosotros busquemos una integración con América del Norte es significativa porque tenemos que buscar fuentes de trabajo para nuestra población: es a través de esta integración económica con la región que podemos crear nuevas fuentes de trabajo para los mexicanos. Eso es lo que vería sano en esta propuesta. Lo que vería con preocupación es que esta integración significara un aislamiento regional, un aislamiento de los mercados que están creciendo en el mundo, no sólo en Asia, sino en Europa".
A decir del diplomático mexicano, "es absolutamente natural" que se esté dando un crecimiento como el que tiene China. "Artificialmente no se puede detener el crecimiento de China. Cuando un país tiene un mercado que tiene mil 400 millones de personas, solamente con el desarrollo de ese mercado interno supera con mucho los 450 millones de personas que tenemos en nuestra región".
El mensaje que sale de esta cumbre, opinó Ley, será revisado en China. "China lo va a analizar con mucha profundidad y va a consultar. Una de las consultas que hará es precisamente con el gobierno mexicano, para ver cuál es la intención".
Ley detalló que "en los últimos años ha habido una inversión considerable de parte de China en nuestro país, cosa que no había sucedido en el pasado. Indudablemente que en apariencia puede ser un acto hostil hacia China, pero habrá que ver cuál es la intencionalidad".
México, concluyó, "no puede quedarse al margen de un mercado tan grande, creciente", como el de China, "con gran poder adquisitivo, que es más grande que el mercado de nuestros dos socios comerciales en América del Norte".