Trump castiga a México por tema migratorio

El presidente de EU anunció la imposición de aranceles a los productos mexicanos

Trump castiga a México por tema migratorio

Washington.- El presidente de EU, Donald Trump, anunció este jueves la imposición de aranceles -que empezarán en el 5 % en junio y ascenderán hasta el 25 % en octubre- a todos los productos procedentes de México como castigo por el creciente flujo migratorio a través de la frontera común.

Trump anunció la medida a través de Twitter, donde amenazó con mantener los aranceles "hasta el momento en el que los migrantes ilegales que vienen por México, a nuestro país, PAREN".

La Casa Blanca detalló en un comunicado posterior que los gravámenes entrarán en vigor el próximo 10 de junio y serán inicialmente del 5 %.

"Si la crisis (en la frontera) persiste", advirtió la Casa Blanca, los aranceles subirán al 10 % el 1 de julio de 2019.

"De manera similar, si México todavía no ha tomado acciones para reducir drásticamente o eliminar el número de extranjeros ilegales cruzando su territorio hacia Estados Unidos, los aranceles aumentarán al 15 % el 1 de agosto de 2019, al 20 % el 1 de septiembre y al 25 % el 1 de octubre de 2019", dijo.

A partir de entonces, los gravámenes permanecerán en el 25 % "a menos y hasta que México detenga sustancialmente el flujo ilegal de extranjeros que vienen a través de su territorio".

México exportó en 2018 a EU 346.500 mdd en productos que se verán afectados por esta imposición arancelaria, desde frutas y verduras a vehículos y tecnología.

Para imponer estos aranceles, Trump invocó la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, una norma de 1977 que permite tomar este tipo de medidas para hacer frente a una emergencia nacional, como la que el mandatario proclamó en febrero en la frontera sur.

El anuncio de la imposición de aranceles se produjo en un momento clave para la ratificación en los respectivos parlamentos del nuevo tratado comercial negociado durante meses por EU, México y Canadá y bautizado como T-MEC.

La Casa Blanca aprovechó la ocasión para invitar a las empresas que producen en México a que se "reubiquen" en el EU para no pagar los aranceles ni verse afectadas por la medida.