Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 20 septiembre 2018

Por primera vez Vaticano participa en Bienal de Arquitectura de Venecia

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Con un ambicioso proyecto, que incluye 10 capillas diseñadas por arquitectos de fama internacional, el Vaticano participará por primera vez en la Bienal de Venecia, la más importante muestra sobre arquitectura a nivel mundial.

Durante la presentación de la iniciativa, en la sala de prensa de la Santa Sede, el cardenal Gianfranco Ravasi precisó que el pabellón pontificio ocupará el sugestivo escenario del bosque en la Isla de San Jorge, donde serán construidos los templos.

“La visita a las Vatican Chapels será una especie de peregrinación, un itinerario en el bosque, que en todas las tradiciones es el lugar del silencio, de la meditación, de la penumbra donde la luz filtrada permite el desarrollo de la interioridad”, explicó el purpurado, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura.

Entre los arquitectos seleccionados destacan tres latinoamericanos: Javier Corvalán Espínola de Paraguay, Carla Juacaba de Brasil y Smiljan Radic Clarke de Chile.

Completan la lista Andrew Berman (Estados Unidos), Francesco Cellini (Roma), Flores & Prats (España), Norman Foster (Gran Bretaña), Terunobu Fujimori (Japón), Sean Godsell (Australia), Francesco Magnani y Traudy Pelzel (Italia) y Eduardo Souto de Moura (Portugal).

Cada uno de ellos diseñó su particular visión de capilla, ninguno recibió referencia alguna a los cánones comúnmente establecidos ni tampoco contó con un modelo desde el punto de vista tipológico; el resultado fue una disparatada variedad de proyectos.

Según el curador del pabellón vaticano, Francesco Dal Co, este fue pensado siguiendo la obra conocida como “capilla en el bosque”, construida en 1920 por el célebre arquitecto Gunnar Asplund en el cementerio de Estocolmo.

“Son capillas más grandes de lo que se pueda imaginar, podrían incluso permanecer donde serán construidas”, agregó Dal Co. El pabellón no tendrá costo para la Santa Sede, porque los gastos correrán por cuenta de algunos patrocinadores, los constructores “mecenas” y de los estudios involucrados.

Para Ravasi, esta participación vaticana busca poner fin a un “divorcio” entre el arte y la fe, “dos hermanas que por siglos caminaron juntas” pero que, por diversas razones, habían tomado caminos diferentes.

“La Iglesia se fue por su cuenta, construyendo incluso edificios sagrados feos”, siguió, reconociendo que esto se ha dado por dos límites: por un lado se ha copiado “sin gracia” los estilos arquitectónicos tradicionales y, por otro, en la formación eclesiástica se abandonó la estética y la artística.

“El arte, por su parte, también tomó su sendero, con caminos muchas veces demasiado autorreferenciales. Empero, el diálogo entre el arte y la fe es todavía necesario”, añadió.

Ya en dos ocasiones, la Santa Sede ha participado formalmente en la Bienal de Arte de Venecia: en 2013 con un pabellón que giraba en torno al tema: “En principio, Dios creó el cielo y la tierra”; y en 2015, con obras inspiradas en el pasaje bíblico: “En el principio estaba el verbo… y el verbo se hizo carne”.

La XVI Muestra Internacional de Arquitectura se desarrollará del 26 de mayo al 25 de noviembre y en esta ocasión estará dedicada al Freespace (el espacio libre). Siete países participarán por primera vez: Antigua & Barbuda, Arabia Saudita, Guatemala, Líbano, Mongolia, Pakistán, y la Santa Sede.

Minuto a minuto