Alicia Machado lo confesó todo

La actriz reveló sus trastornos y adicciones y sobre el padre de su hija

Alicia Machado lo confesó todo


Ciudad de México.-Como muy pocas veces, Alicia Machado abrió su corazón y reveló que a raíz del trato que recibió por parte de Donald Trump, quien la expuso públicamente por supuestamente haber estado sobrepeso en su reinado como Miss Universo, sufrió adicciones y trastornos.

“La apreciación de ti mismo, los trastornos de identidad, el ‘bullying’ y todos estos fenómenos psiquiátricos de los que ahora somos víctimas y estamos expuestos, yo los viví, yo los sufrí y los sobrellevé”, reveló en entrevista con “Suelta la sopa”.

Luego de que Alicia ganara el Miss Universo en 1996, el hoy presidente de los Estados Unidos, quien era dueño de esa organización, la mostró ante los medios de comunicación internacionales en un gimnasio por considerarla gorda.

“Estuve casi seis años sumergida en enfermedades complejas de bulimina, anorexia, desórdenes alimenticios, trastornos de identidad, todo eso producto de mucho ‘bullying’. Y todo eso me trajo mucha rebeldía”, reconoció.

Machado, además, asegura que llegó a ser víctima de adicciones.

“Llegué a épocas difíciles, tuve problemas de adicciones, particularmente pastillas para adelgazar, que están mezcladas con las anfetaminas. Nunca he tenido problemas de otro tipo, digamos, de adicciones de entretenimiento”, aclaró. “Gracias a Dios siempre los vicios estuvieron muy lejos de mí”, dijo. “La combinación entre fama, dinero, inmadurez y ‘bullying’ es una bomba atómica para cualquier persona”, sentenció.

También se refirió al misterioso padre de su hija, el empresario mexicano Rafael Hernández Linares. “Yo quise mucho al papá de mi hija. Ese es el hombre que yo conocí (reconocido empresario en México). La otra vida de esa persona yo no la conozco. Esa no fue la persona que yo conocí, ni de la que me enamoré.”, dijo la venezolana en entrevista.

“Las cosas que el padre de mi hija puede hacer lícita o ilícitamente no tiene nada que ver conmigo”, contó Machado, quien dejó en claro que ella sola se ocupa de los gastos de su hija. “No, él no paga por las cosas de mi hija por cuestiones de convicciones mías. Legalmente es mía, creo que estoy en todo mi derecho. Ella es ciudadana norteamericana y yo en este país tengo todos los derechos”.

A pesar de todos los sinsabores, le tiene un gran cariño al padre de su hija.

“Mi hija es producto de una relación de personas que se quisieron mucho, dos personas muy distintas. No sigo enamorada de él, pero me duele mucho por mi hija, yo le tengo un gran cariño, es el papá de mi hija”.

“No solo cariño le tengo gratitud. Es un hombre que me ayudó mucho y lo conocí en un momento muy duro de mi vida. Yo venía de salir de enfermedades como depresiones muy severas”.

Me protegió y me cuidó mucho”, dijo.