Casa del Actor despide a Maty Huitrón entre miles de flores blancas

Casa del Actor despide a Maty Huitrón entre miles de flores blancas



Actores y actrices de ayer y hoy se reunieron esta tarde en el auditorio de la Casa del Actor “Mario Moreno” para recibir la urna con las cenizas de Maty Huitrón y participar en una misa por el eterno descanso de la actriz fallecida el lunes pasado en la capital del país.

En los rostros de Mauricio Herrera, María Rojo, Luz María Aguilar, Susana Alexander, Aarón Hernández, Daniela Castro, Rosa Gloria Chagoyán y Leticia Perdigón, entre otros actores, se percibió el dolor y la tristeza por perder a quien definieron como una guía, una compañera y una amiga.

Me obsequia usted dos minutos para Notimex? “No, gracias por su atención; en este momento me es imposible responder a una entrevista”, “Gracias, no puedo”, “ Disculpe no puedo ni hablar”, fue la respuesta de los artistas, sensibles ante la muerte de quien para ellos fue una persona amada.

El llanto afloró enseguida. Mujeres y hombres de marcada edad lloraron por la pérdida de Huitrón, quien dirigió la casa a la que “Cantinflas” presta su nombre; la recuerdan como “un ser muy humano y cariñoso”.

La letra de “Amor eterno”, del también fallecido Juan Gabriel, interpretada con sentimiento y melancólicamente por una mezzosoprano, recibió a la urna con las cenizas. Posteriormente unas palabras rompieron el silencio en el recinto, casi siempre risueño por las funciones que ahí se dan para los abuelitos.

“Hoy Maty se marchó apenas y cumplió con el destino del ser humano: nacer y morir. Fue una mujer guerrera, honesta, y trabajadora, deja una estela de ejemplos invaluables de fuerza y bondad”, dijo Javier Coello Trejo, abogado de la Casa del Autor.

En el escenario convertido en un jardín de flores blancas se ofició una misa por el eterno descanso de la madre de la productora Carla Estrada.

El sacerdote inició el acto litúrgico y algunos familiares y amigos de la recordada, así como huéspedes de la Casa del Actor, leyeron fragmentos de la misa. Algunos, a través de sus propias lágrimas.

Decenas de coronas de flores, ramos y canastillas de todos tamaños marcan el camino de la puerta de entrada a la Casa del Actor al escenario del Auditorio.

Tras la ceremonia los asistentes se fueron marchando uno tras otro para, externó el orador Coello Trejo, continuar con la vida “porque la vida sigue”.