El fin de "KIMYE"

La socialité solicitó el divorcio de West luego de seis años y medio de matrimonio

El fin de KIMYE

Los Ángeles. - Kim Kardashian West solicitó divorcio de Kanye West en el Tribunal Superior de Los Ángeles tras seis años y medio de matrimonio, muestras documentos de la corte.

La decisión lleva al inminente fin de "Kimye" y acaba con una de las uniones de celebridades más seguidas del siglo XXI: matrimonio de superestrella de reality y un magnate del hip hop y la moda con cuatro hijos, una vasta fortuna que dividir y aún más fama. North tiene 7 años, Saint 5, Chicago 3, y Psalm 21 meses.

Según fuentes, pese a la crisis que enfrentaron durante el año pasado y a las acusaciones que hizo Kanye en redes, el divorcio será lo más amigable posible. Kim solicitó custodia compartida de sus cuatro hijos, algo con lo Kanye estaría de acuerdo.

La pareja tiene un acuerdo prenupcial, por lo que no se espera batalla por los bienes.

Los problemas en la pareja estallaron a raíz de las aspiraciones políticas de West. Y es que, en su primera campaña, en julio de 2020, el rapero dio explosivo discurso en donde destapó que él y Kim pensaron en abortar a su primera hija, North. También publicó explosivos mensajes en Twitter, no solo en contra de Kim, sino también de su suegra, Kris Jenner.

Una fuente dijo que Kim se rodea de su familia: "Kim está con su familia hoy. Está bien. Está triste, pero lista para seguir adelante". La fuente reveló además cómo su matrimonio estuvo en ruinas desde hace tiempo: "Su matrimonio se ha roto durante mucho tiempo. Kim siente que ha hecho todo lo posible para salvarlo. Solicitar el divorcio es algo que ha estado pensando durante mucho tiempo. También lo ha temido. Realmente, ha hecho todo lo posible para evitarlo".

"El año pasado, esperaba que pudieran resolver las cosas de alguna manera. Sin embargo, en las últimas semanas, ha quedado claro que ya todo fue hecho. Aunque aún hay amor, son demasiado diferentes y tienen diferentes visiones para el futuro", añadió el informante.

La pareja comenzó a salir en 2012 y tuvieron a su primera hija en 2013. West le propuso matrimonio poco después y se casaron el 24 de mayo de 2014 en una fortaleza renacentista en Florencia. Era el primer matrimonio para West, de 43 años, y el tercero para Kim, de 40.

La solicitud de divorcio llega tras el anuncio de septiembre de que el programa, "Keeping Up With The Kardashians", llegará a su final en 2021 luego de 14 años al aire.

Aunque la unión no duró, sí superó pronósticos de muchos que pensaron que su ruina era inevitable dadas sus respectivas personalidades enormes, la conocida volubilidad de West y el hecho de que el matrimonio previo de Kim, con Kris Humphries, fue fugaz.