AstraZeneca confía en la aprobación de su tratamiento anti-covid para grupos de riesgo

AstraZeneca confía en la aprobación de su tratamiento anti-covid para grupos de riesgo

LONDRES (EFE).- AstraZeneca (AZ) confía en que muchos países den pronto luz verde a su nuevo y revolucionario tratamiento que combina anticuerpos para la prevención y/o el tratamiento de la covid-19 para los grupos vulnerables, dijo el vicepresidente de la farmacéutica, Ruud Dobber, en una entrevista con EFE.

La empresa acaba de presentar el tratamiento AZD7442, con anticuerpos monoclonales, que en las pruebas clínicas redujo en un 83 % el riesgo de desarrollar síntomas en pacientes vulnerables.

Se estima que el 2 % de la población está en un grupo de riesgo al no poder responder de manera adecuada a una vacuna contra la covid debido a que esas personas están sometidas a algún tratamiento que suprime el sistema inmune y el cuerpo no genera anticuerpos, como puede ser el caso de los pacientes que reciben quimioterapia.

"Lo que estamos viendo es que, después de seis meses, hay una reducción del 83 % (de riesgo) de desarrollar síntomas de covid-19", insistió Dobber en una entrevista telefónica.

EL TRATAMIENTO NO ES UN SUSTITUTO DE LA VACUNA

El directivo, que es también presidente de la unidad biofarmacéutica de AZ, aclaró que esta dosis no es una sustitución de la vacuna y que "funciona como prevención" y "como tratamiento".

Las pruebas clínicas muestran que AZD7442, con la inyección de una dosis, puede ser efectivo durante un periodo de seis meses.

"Si uno sabe que se ha infectado, (entonces), cuanto más pronto  reciba la dosis, más alto es el porcentaje de recuperación", agregó.

Esta terapia ya ha recibido la aprobación de Bahrein y AZ ha solicitado a las autoridades de EE.UU. su uso de emergencia, por lo que el visto bueno se espera "en cualquier momento", indicó.

Al mismo tiempo, Dobber confió en que el Gobierno español contacte a AZ para el uso de este nuevo tratamiento dado el elevado número de pacientes cuyos sistemas inmunes "están comprometidos".

"Una prioridad será hacer que este anticuerpo sea accesible y asequible, así que estamos en conversaciones con Gobiernos en todo el mundo para (alcanzar) un precio justo", agregó el vicepresidente, que no pudo revelar el precio de su nueva terapia.

LA VACUNA DE OXFORD/ASTRAZENECA

Al mismo tiempo, Dobber expresó su satisfacción porque la empresa ha facilitado 2.000 millones de dosis de su vacuna contra la covid-19 en todo el mundo, lo que ha permitido salvar a un millón de personas y se han impedido cinco millones de hospitalizaciones, mientras que se evitaron 50 millones de infecciones.

El directivo no quiso dar detalles sobre si la farmacéutica seguirá vendiendo la vacuna a precio de coste, como se comprometió cuando estalló la pandemia en 2020, pero señaló que en el caso de los países que repiten la compra, la empresa "pide un precio razonable".

"La prioridad es hacer que la vacuna sea asequible y accesible. Es importante que todo el mundo tenga acceso a una buena vacuna. Creemos que nuestra vacuna es vital a fin de luchar contra la pandemia de la covid-19", insistió.

Aunque el Reino Unido utilizó ampliamente el preparado de Oxford/AstraZeneca cuando estalló la pandemia, el Gobierno ha decidido no utilizarla como dosis de refuerzo (tercera) y, en cambio, está vacunando con los de Pfizer y Moderna.

En ese sentido, el vicepresidente calificó de "decepción" la medida de Londres, pero admitió que es una decisión que "respeta".

Al serle preguntado si creía que hay una "guerra" entre las empresas farmacéuticas para desarrollar nuevos tratamientos contra la covid, Dobber saludó "los esfuerzos de la industria para poner fin a esta terrible pandemia. La covid estará entre nosotros, así que necesitamos vacunas efectivas".

"Damos la bienvenida a cualquier tratamiento posible contra la covid-19, (así que) no es una batalla. AZ es uno de las piezas clave para ayudar a dejar atrás esta pandemia", agregó.