Cempasúchil, la flor de los muertos que también es medicinal

Cempasúchil, la flor de los muertos que también es medicinal
La historia de amor entre dos jóvenes aztecas dio origen a la flor de cempasúchil, la cual adorna las ofrendas en las festividades de Día de Muertos para guiar a los difuntos de vuelta a su hogar.
Cuenta la leyenda que Xóchitl y Huitzilin subían todas las tardes a una montaña a llevarle flores a Tonatiuh, dios del sol; ante esta deidad los jóvenes juraron amarse para siempre. Sin embargo, la guerra separó a los amantes y tiempo después Xóchitl se enteró que su amado falleció en combate.
Destrozada por la noticia, Xóchitl subió una vez más a aquella montaña y le imploró al dios Tonatiuh que la uniera con su amor; el dios sol lanzó uno de sus rayos a la joven, quien se convirtió en una flor de color naranja. Un día un colibrí se posó en el centro de esta flor, la cual se abrió en 20 pétalos.
Abasto garantizado
Del náhuatl cempoaxóchitl, que significa flor de 20 pétalos, esta planta es originaria de México; durante la época prehispánica, los mexicas asimilaban el color amarillo de esta flor con el sol, por ello, la utilizaban en los altares, ofrendas y entierros dedicados a sus muertos.
Para este año se registró una siembra nacional de dos mil 561 hectáreas, con lo que se produjeron 9 mil 574 gruesas (cada gruesa equivale a doce docenas), 505 mil 865 manojos, dos millones 278 mil plantas y 21 mil 380 toneladas, según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), con lo que el abasto del cempasúchil está garantizado.
El cempoaxóchitl es una flor perteneciente a la familia compositae y al género tagetes que es endémico del continente americano y se compone de 58 especies, de las cuales 35 habitan en México.
Se produce principalmente en 20 municipios correspondientes a los estados de México, Puebla, Hidalgo, Guerrero, Michoacán, Tlaxcala, San Luis Potosí, Morelos, Oaxaca, Ciudad de México y Durango.
De la también llamada "flor de veinte pétalos" (en lengua náhuatl) se tiene previsto generar este año dos millones 278 mil plantas, aunque su presentación más común es en manojos de 12 a 15 piezas, rollos o gruesas.
Uso medicinal
El cempasúchil también tiene usos medicinales, principalmente en padecimientos digestivos, fiebre e incluso enfermedades respiratorias como la tos. En algunos lugares se utiliza para tratar problemas de la piel como salpullido y llagas, entre otros. Su raíz se hierve para ser tomada en forma de té, aunque también se puede usar en baños, inhalada o untada.
La diversidad de esta flor abarca 30 variedades del cempasúchil, la cual recibe distintos nombres como: flor de muerto, flor de cempoal, flor de niño o veinte flores.