Cierra Samsung fábrica en China

Cierra Samsung fábrica en China

Samsung, el líder fabricante de teléfonos inteligentes, finalizó su relación con China motivado por la búsqueda de mejores condiciones de fabricación en otros países y salarios locales más bajos.

El gigante surcoreano cerró su última fábrica en China, donde dejará de ensamblar sus teléfonos inteligentes. Algunas de las razones por las cuales tomó la determinación de cerrar es la búsqueda de mejores condiciones de fabricación e incluso salarios locales más bajos, como los que se encuentran en India.

Samsung ya tenía fábricas en Vietnam y en India, dos naciones que se han convertido en las preferidas por las tecnológicas para abrir nuevas fábricas con el fin de ensamblar dispositivos móviles.

De acuerdo con un comunicado de la compañía y dado a conocer por el portal de noticias Infobae, "el equipo de producción será reubicado en otros sitios de manufactura global, dependiendo de nuestra estrategia de producción global basada en las necesidades del mercado".

"Dentro de nuestros esfuerzos para mejorar la eficiencia de las instalaciones de producción, Samsung Electronics ha tomado la difícil decisión de cesar las operaciones de Samsun Electronics Huizhou", señaló.

China ya no es el territorio predilecto, diversas compañías han padecido la subida de salarios locales y de los costes de fabricación, y la dinámica de cerrar fábricas ha sido una constante.

El asunto de las fábricas de Samsung ha estado en boga recientemente, pues en diversos medios especializados surgieron versiones de que también cerrarían la división de Austin, en la cual se personalizan los núcleos de sus chips Exynos, los cuales son emblemáticos para la marca.

Samsung volvería a utilizar solamente núcleos Cortex de ARM sin personalizar con el fin de mejorar el rendimiento de unos procesadores que se han ido alejando de los más competitivos, los cuales son realizados por Qualcomm.

La India se ha convertido para las compañías tecnológicas en uno de los países con mejores perfiles para el desarrollo de la manufactura que necesitan. Esto se debe a que es una nación que cuenta con una mayor extensión de territorio para poner fábricas.Tiene un número mayor de población para la mano de obra, la cual no resulta tan cara para las empresas.

Ante estas situaciones, analistas han señalado que India tiene potencial para convertirse en una "Nueva China", pues aún debe adquirir destreza para la fabricación de los productos a gran escala, aunado al hecho de que en China, el mercado se ha convertido en algo más maduro y costoso para la industria actual.