Discípulo de Stephen Hawking expone sobre agujeros negros en la FIL

Discípulo de Stephen Hawking expone sobre agujeros negros en la FIL
Foto extraída del video

GUADALAJARA, Jal., diciembre 2 (EL UNIVERSAL).- "Estamos muy lejos de la singularidad gravitacional", aseguró Christophe Galdarf, el físico francés que fuera alumno de Stephen Hawking y quien esta tarde dictó en la 35 Feria Internacional del Libro de Guadalajara una conferencia sobre los agujeros negros sonde.

Señaló que el 22 de diciembre, cuando se lanza el telescopio James Webb, el más potente que se haya construido y más fuerte que el Hubble, se podrá conocer más de los agujeros negros.

"Es muy importante el lanzamiento porque el Hubble veía la luz visible y el James Webb va a estar en el espectro infrarrojo. Verá la radiación o el calor y recordemos que una de las propiedades de esta luz es que atraviesa el polvo y gracias a esto vamos a ver lo qué hay en las nubes de polvo y en los discos calientes, los vamos a ver como nunca los hemos visto antes, nos va a ayudar a entender mejor los agujeros negros", señaló Galdarf, durante la charla.

Luego de una amplia explicación y muy ilustrativa sobre los agujeros negros, las teorías de la gravedad de Newton, de la relatividad de Einstein y la teoría de la radiación de Hawking, pero también de la teoría cuántica, a Galdarf le preguntaron porque no hemos sabido si hay extraterrestres, dijo que hay muchas respuestas posibles a esa pregunta.

Una es que no estamos solos, pues como Carl Sagan dijo, sería mucho espacio desaprovechado; otra respuesta es que quizás todos los organismos vivientes tienen una vida finita, cada vida acaba muriendo o que cada tecnología llega al punto final, y el universo es tan basto y las distancias son tan enormes que dos civilizaciones no van a vivir al mismo tiempo y conectarse.

"Por ejemplo, nosotros vivimos en la Vía Láctea y hay otra galaxia enorme que se llama Andrómeda que está a dos millones de años luz de distancia y hay cientos de millones de estrellas; a lo mejor hay personas o vida que están escuchando también en este momento ponencias de agujeros negros, pero si ellos nos envían una señal en este momento lo recibiríamos en dos millones de años. No lo sabemos, a lo mejor la respuesta a eso es fácil, pero yo no tengo la respuesta exacta", señaló.

El científico que estudió con Hawking dijo que hay 300 millones de estrellas en la vía láctea, algunas estrellas más viejas que las nuestras y quien sabe en un millón de años que podremos hacer, "estoy seguro que vamos a tratar de tener personas en todos lados porque no hemos encontrado nada de vida".

Además dijo que utilizamos matemáticas para aproximarnos a la realidad, y es hasta ahora el mejor lenguaje que tenemos, pero no parece ser el lenguaje de la naturaleza.

"Nunca tenemos una respuesta exacta, en las matemáticas sí, no en la física donde hay una aproximación, en alguna etapa quizás encontremos una teoría que nos permita abarcarlo todo", señaló el estudioso del origen de la vida y experto en los agujeros negros.

"La mejor teoría que tenemos es la de Newton, sabemos dónde funciona y hasta dónde, cuando la gravedad es demasiado fuerte hay que entrar a la teoría de Einstein, y luego el enfoque de la física cuántica es dar ese paso a lo desconocido para salir de la teoría de Einstein, es por eso que los físicos teóricos que están trabajando en esas teorías fundamentales, están tratando de encontrar un marco de pensamiento para ver qué hay más allá, después de la singularidad. Una cosa que es muy posible es que la singularidad no es física", señaló.

A Galdarf le preguntaron qué pasa si hubiera un agujero negro en nuestro sistema solar, él dijo que depende de la masa, del tamaño, "si es extremadamente pequeño a lo mejor no vive suficientemente tiempo y se evapora. Si quisiéramos hacer un agujero negro del sol necesitaríamos aplastar al sol para colapsarse, serían tres kilómetros en radio", pero además dijo que de haberlo en nuestro sistema solar tendría efecto gravitacional en la Tierra y esto si se vería en la manera en que se mueven las cosas, los planetas se moverían diferentes, se acercarían al Sol y eso sería nuestra manera de morir.

Christophe Galdarf aseguró que hay dos lugares en el universo donde lo más pequeño y lo más grande se unen, uno es en el centro de los agujeros negros y el otro es el big bang en donde todo el universo era muy pequeño, "una vez que encontremos esa teoría cuántica de la gravedad entonces quizás tendremos una mejor comprensión de cómo nació nuestro universo y como empezó".

Afirmó que Hawking tenía dos temas que le encantaban, el origen del universo y los agujeros negros, dijo que entre sus cientos de estudiantes hay dos tipos, los que han estudiado y estudian el Big Bang qu son exitosos y muy brillantes, y aquellos que "se han dedicado a estudiar los de los agujeros negros y que nos hemos vuelto locos. Uno de esos que trabajó con él, soy yo".