El astronauta Luca Parmitano entrega el mando de la Éstación Espacial al ruso Skripochka

El astronauta Luca Parmitano entrega el mando de la Éstación Espacial al ruso Skripochka

MOSCÚ (EFE).- El astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) Luca Parmitano entregó este miércoles el mando de la Estación Espacial Internacional (EEI) al cosmonauta ruso Oleg Skripochka, a pocas horas de partir de la plataforma orbital para regresar este jueves a la Tierra junto a otros dos compañeros.

En la ceremonia del traspaso del mando, retransmitido por el canal de televisión de la agencia espacial estadounidense, NASA, Parmitano recordó que hace 200 días asumió el control de la EEI y que entonces prometió tres cosas: gratitud, humildad y servicio. 

"Sé que habré fallado muchas veces las dos últimas (promesas): humildad y servicio, y mi equipo ha tenido que pagar el precio de mis errores, pero sé con seguridad que la gratitud que sentí el primer día solo ha aumentado en los últimos 200 días, ya que cada uno de ustedes me ha enseñado muchas lecciones" dijo el italiano dirigiéndose a sus compañeros de la Estación Espacial Internacional. 

Parmitano dedicó a cada uno de los habitantes de la plataforma orbital unas bonitas palabras y aseguró que quiere que su equipo se sienta "orgulloso de lo que han logrado" en el espacio durante la misión 61, entre caminatas, experimentos y como grupo. 

"Espero dejar la EEI en mejor estado que cuando llegamos y os deseo todo lo mejor a los que os quedáis y a la expedición 62", dijo el astronauta de la ESA antes de entregar una llave dorada a Skripochka y tocar una campana para formalizar el traspaso. 

El cosmonauta ruso le deseó a Parmitano y a los otros dos compañeros que abandonarán la EEI en las próximas horas -la astronauta de la NASA Christina Koch y el cosmonauta Alexander Skvortsov- un regreso exitoso y seguro a la Tierra. 

La nave Soyuz MS-13 aterrizará este jueves a las 09.12 GMT a unos 150 kilómetros al sureste de la ciudad kazaja de Zhezkazgán.  

Koch regresará a la Tierra siendo la mujer que más tiempo ha estado en el espacio: 328 días cuando dirá adiós a la EEI. 

No es el primer récord que rompe la astronauta de la NASA, ya que en octubre llevó a cabo junto a su compañera Jessica Meir la primera caminata espacial de un equipo solo de mujeres, y que se prolongó durante más de 7 horas.

Una vez que la Soyuz MS-13 se desacople de la Estación Espacial Internacional, quedarán atrás Skripochka y los ingenieros de vuelo de la NASA Meir y Andrew Morgan, que pondrán fin a su estancia en el laboratorio espacial en abril. 

El nuevo comandante de la plataforma orbital señaló en el traspaso del mando que, tras cuatro meses juntos en el espacio como misión 61, ahora la misión 62 continuará llevando a cabo las tareas previstas acorde a los planes establecidos.  

El próximo 9 de abril, la Soyuz MS-16 llevará a la Estación Espacial a los cosmonautas Nikolái Tíjonov y Andréi Babkin, así como al astronauta de la NASA Chris Cassidy.