Imputan a Sanofi por incumplir sus obligaciones con antiepiléptico defectuoso

Imputan a Sanofi por incumplir sus obligaciones con antiepiléptico defectuoso

París, 5 ene (EFE).- El Tribunal Judicial de París consideró este miércoles que la farmacéutica Sanofi no cumplió con sus obligaciones de vigilancia e información sobre los riesgos del antiepiléptico Dépakine, cuyos efectos de riesgo para el feto han sido probados.

Además, la justicia abrió el camino a la demanda colectiva presentada por la asociación de víctimas de Dépakine contra el laboratorio, al dictaminar que es "admisible", lo que representaría un caso inédito en el sector sanitario francés.

El tribunal ha ordenado que se le dé "gran publicidad" a esta posibilidad judicial para que otros pacientes y sus hijos puedan sumarse a esta acción en grupo.

Las mujeres afectadas en esta causa así como sus hijos, nacidos entre 1984 y enero de 2006, disponen de cinco años para sumarse a la demanda colectiva.

La farmacéutica ya ha anunciado que va a recurrir la sentencia.

La justicia francesa investiga desde 2016 si el medicamento, prescrito a personas con epilepsia y con problemas de bipolaridad se recetó sin advertencias explícitas a mujeres embarazadas pese a los riesgos conocidos que tenía para el feto.

En su sentencia, el tribunal señala que Sanofi produjo y comercializó un producto defectuoso entre el 22 de mayo de 1998 y enero de 2006, por las malformaciones congénitas detectadas, y entre 2001 y enero de 2006 por los problemas de desarrollo neurológico.

Establece entre 1984 y 2006 el período durante el que las malformaciones no fueron suficientemente tomadas en consideración.

La Asociación de Niños con Síndrome de Anticonvulsivo (Apesac), que coopera con familias de afectados, se encuentra en el origen de este proceso tras haber denunciado las decenas de miles de vidas envenenadas por este medicamento así como más de un centenar de muertos.