¿Puedes nadar después de comer?

¿Puedes nadar después de comer?
Foto: Especial

De acuerdo con información difundida por Mayo Clinic, no hay una base científica que indique el tiempo real que debes esperar después de comer para disfrutar de un chapuzón; sin embargo, señala que si entras al agua inmediatamente después de comer, podrías "terminar con algunos calambres musculares o molestias estomacales".

También indica que entre más ligera sea la comida, más pronto puedes volver al agua.

"Está bien nadar después de una comida ligera o un refrigerio; pero, si te sientes pesado (o tus hijos) después de una comida fuerte, lo ideal es tomar un descanso antes de nadar, puesto que no es cómodo tener el estómago lleno y realizar actividad física", comenta el doctor Jay L. Hoecker, para Mayo Clinic.

¿Y los calambres?

En el proceso digestivo y de absorción, la mayor parte de la sangre circulante se dirige a los vasos que irrigan el sistema gastrointestinal, señala la Secretaría de Salud, de este hecho se deriva la creencia de que la falta de sangre en las extremidades puede generar un calambre; sin embargo, aún no se conocen las causas de los calambres.

¿Qué comer?

Si esta Semana Santa planeas disfrutar de un día de alberca, procura que los alimentos que consumas junto con tu familia sean ligeros y de fácil digestión, puesto que si comes alimentos altos en azúcar te pueden provocar pesadez, cansancio y poca concentración, indica la Secretaría de Salud.

La misma instancia señala que alimentos de fácil digestión son: pan tostado integral con mermelada, pan con crema de cacahuate, waffles, galletas saladas, frutas, frutos secos y jugos naturales.

Ten en cuenta que los alimentos lácteos y altos en grasas no son de fácil digestión y la digestión lenta puede provocar molestias cuando estés en el agua.