Una sola bolsita de té libera millones de microplásticos en una taza

Una sola bolsita de té libera millones de microplásticos en una taza

Un equipo de investigadores descubrió que las bolsitas de té, que comúnmente están hechas de material "sedoso", liberan aproximadamente más de 11 mil millones de microplásticos y 3 mil millones de nanoplásticos cuando se sumergen en una sola taza de agua caliente.

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad McGill de Montreal, estas "inofensivas" bolsitas de tela plástica que contienen hierbas para infusión, son en extremo contaminantes incluso antes de ser arrojadas en los contenedores de basura.

La doctora Nathalie Tufenkji, profesora en ingeniería química de la Universidad McGill, declaró a la prensa que en realidad pensaban que esas bolsitas de té liberaban quizá unos pocos miles de partículas, "así que estábamos muy, muy sorprendidos cuando vimos que se trataba de miles de millones".

Los microplásticos, que son pequeñas partículas o fibras de plástico de 5 milímetros o menos de diámetro hasta el nivel microscópico, se han detectado en agua embotellada, agua potable, pescado y sal marina en varios estudios.

Tufenkji, coautora del estudio publicado en la revista estadunidense ACS Environmental Science & Technology, indicó que la idea de investigar surgió un día después de beber una taza de té, lo cual le hizo reflexionar sobre la posibilidad de que el agua hirviendo podría estar descomponiendo el material en su taza.

Así, la doctora Tufenkji y un equipo de estudiantes de doctorado analizaron diferentes marcas de bolsitas plásticas de té que sumergieron en agua caliente durante cinco minutos y posteriormente utilizaron un microscopio muy potente para ver qué encontraban en el agua.

Tomaron pequeñas muestras de la infusión y las secaron en una superficie plana para observar lo que quedaba. "Allí es donde pudimos ver todas esas partículas", afirma el equipo de McGill en un artículo difundido este sábado en la publicación de la American Chemical Society (ACS).

Descubrieron dos tipos diferentes de plástico de las bolsitas de té: tereftalato de polietileno (PET) y nylon, materiales cuyos efectos en la salud de las personas aún se desconocen con precisión.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó recientemente su primer informe sobre microplásticos en el agua potable y concluyó que no hay mucha evidencia de que ingerir esas partículas sea perjudicial para la salud humana.

Sin embargo, desde una perspectiva ambiental las bolsitas de té "son de un solo uso" y son también residuos contaminantes que tardan en degradarse, por lo que tanto las empresas como los consumidores finales deberían evitar su uso.