Autores africanos y caribeños dominan las quinielas al Nobel de Literatura

La mexicana Gloria Gervitz y la colombiana Laura Restrepo figuran en una lista de una veintena de nombres sugeridos por medios como posibles alternativas si la Academia elige a un autor no europeo ni norteamericano.

Autores africanos y caribeños dominan las quinielas al Nobel de Literatura
Foto AP

Autores africanos como el keniano Ngugi Wa Thiong'o y la nigeriana Chimamanda Adichie y caribeños como Maryse Condé (Guadalupe) y Jamaica Kincaid (Antigua) suenan en las quinielas al Nobel de Literatura, que se falla mañana en Estocolmo.

Que la Academia Sueca no haya elegido a un autor no occidental desde 2012, cuando ganó el chino Mo Yan, y que hayan transcurrido dos décadas desde que ganó un escritor africano (el sudafricano JM Coetzee, en 2003) han hecho que los principales diarios suecos especulen con la posibilidad de un Nobel africano este año.

La Academia siempre reitera que sus elecciones siguen criterios individuales y que no se premian ni países ni literaturas, aunque a veces sus decisiones parezcan seguir un criterio de rotación de continentes y de lenguas.

Dagens Nyheter y Svenska Dagblad, las dos principales cabeceras suecas, apuestan por nombres como Adonis y Ngugi Wa Thiong'o, clásicos de las quinielas desde hace años, en las que también se menciona al mozambiqueño Mia Couto, la ruandesa Scholastique Mukasonga o el somalí Nuruddin Farah.

El dominio de autores europeos y norteamericanos en el palmarés es abrumador (81 % del total), de ahí que entre los candidatos a suceder a la poetisa estadounidense Louise Glück se mencionen también nombres como los indios Vikram Seth y Salman Rushdie, el sirio Adonis, el israelí David Grossman o el chino Liao Yiwu.

ERNAUX, FOSSE Y CARTARESCU SUENAN EN LAS ESPECULACIONES

En la lista de supuestos candidatos -la Academia no confirma nombres hasta pasados 50 años- figuran no obstante aparentemente bien situados autores occidentales como la francesa Annie Ernaux, los noruegos Jon Fosse y Karl Ove Knauggård, el rumano Mircea Cartarescu y la rusa Liudmila Ulítskaya.

En las casas de apuestas aparecen también las canadienses Anne Carson y Margaret Atwood, los húngaros Péter Nádas y László Krasznahorkai, el francés Michel Houllebecq y el japonés Haruki Murakami, un éxito de ventas mundial que otros años ha encabezado los pronósticos previos.

Si la Academia decide volver a premiar a un autor estadounidense, Joan Didion, Don DeLillo, Thomas Pynchon, Cormac McCarthy y Joyce Carol Oates se presentan como candidatos sólidos.

En la lista de habituales en las quinielas figuran de forma recurrente autores como el italiano Claudio Magris, el albanés Ismail Kadaré, el australiano Gerald Murnane, el checo Milan Kundera y el británico Martin Amis.

El surcoreano Ko Un, el serbio-estadounidense Charles Simic, los chinos Can Xue y Yan Lianke y la irlandesa Edna O'Brien suenan también en una lista interminable de supuestos candidatos de la Academia Sueca, que ha recuperado la normalidad tras el escándalo sexual y de filtraciones que sufrió hace cuatro años.

Las denuncias de 18 mujeres por abusos y vejaciones contra el artista francés Jean-Claude Arnault, vinculado a la Academia y casado con una de sus miembros, puso a la institución en la mayor crisis de su historia, lo que provocó que no hubiera ningún anuncio en 2018 y que al año siguiente se entregaran dos premios.

JAVIER MARÍAS, GLORIA GERVITZ Y LAURA RESTREPO

Once autores en lengua castellana -el último, el peruano Mario Vargas Llosa, en 2010- han recibido un premio cuyo palmarés revela un claro dominio de la lengua inglesa, con 30 galardonados, por delante de la francesa y alemana (14).

En las quinielas de este año vuelve a aparecer bien situado el español Javier Marías, un habitual en los pronósticos desde hace una década, mientras que otros autores como su compatriota Eduardo Mendoza o el argentino César Aira han sonado más en años anteriores.

La mexicana Gloria Gervitz y la colombiana Laura Restrepo figuran en una lista de una veintena de nombres sugeridos por Dagens Nyheter como posibles alternativas si la Academia elige a un autor no europeo ni norteamericano.

En los últimos años la Academia ha alternado entre sorpresas, como la de propia Glück o Kazuo Ishiguro (2017); recuperar a clásicos que ya parecían olvidados (Vargas Llosa, Doris Lessing, Peter Handke) o elecciones controvertidas como la del cantautor estadounidense Bob Dylan (2016).