Cambios en World Press Photo: más equilibrio geográfico y foco en el género

Cambios en World Press Photo: más equilibrio geográfico y foco en el género
Foto: EFE

ÁMSTERDAM (EFE).- La fundación del World Press Photo "redefine" el concurso con una estrategia enfocada en regiones, en busca del equilibrio geográfico en la participación de fotoperiodistas, un cambio "simple, pero muy grande", dice a Efe su directora, Joumana El Zein Khoury, que lamenta la baja representación de mujeres fotoperiodistas. 

Haciendo honor a una de las palabras de su nombre, World (mundo, en inglés), la fundación quiere cambiar la dinámica de participación actual, puesto que "entre 2017 y el año pasado" la mayoría de las propuestas llegaron de Europa, Asia (principalmente China) y América del Norte, mientras que "el resto del mundo representa un pequeño porcentaje".  

"Me niego a creer eso de que no hay fotoperiodismo de calidad en esas regiones, eso es una tontería. Se me ha dicho alguna vez que el problema es que no hacen el esfuerzo de enviar sus fotos porque saben que es una pérdida de tiempo, que no van a ser elegidos al final, no se sienten representados, bienvenidos o incluidos en el concurso. Tenemos mucho trabajo por hacer, pero este es un gran paso", afirma El Zein Khoury. 

Muestra dos gráficos, uno refleja ese desequilibrio geográfico en el concurso, y otro representa el sexo de los fotoperiodistas que han enviado sus trabajos entre 2012 y 2021, con una abrumadora mayoría de hombres, y un porcentaje mínimo de mujeres, que se ha mantenido igual durante todos esos años. 

Subraya que, en el caso del género, sabe que "las mujeres están menos representadas en la industria del fotoperiodismo en general", pero hay muchas profesionales sobre el terreno, y ella misma, añade, conoce "muy buenas fotoperiodistas, mujeres y otros géneros".  

A partir de la próxima edición del concurso, que abrirá las inscripciones el 1 de diciembre, el concurso pondrá el foco en seis regiones: África, Asia, Europa, América del Norte y Central, América del Sur y Sudeste de Asia y Oceanía, y, en lugar de ocho categorías mayormente temáticas, ahora habrá cuatro categorías basadas en formatos. 

Las categorías cubren todos los temas relevantes para el mundo: "Singles", Historias, Proyectos a largo plazo y una de formato abierto, que no se limita a fotografías de exposición única, sino que admite una variedad y mezcla de medios de narración, reportajes y documentales fotográficos, lo que pone fin al concurso separado de "Narración digital". 

A la hora de elegir a los galardonados, se seleccionarán ganadores para cada categoría en cada región, en un intento de "respaldar la capacidad de exhibir el trabajo regional", y de estos ganadores regionales, se seleccionarán los ganadores globales. Tanto los ganadores regionales como los mundiales recibirán "un paquete de premios". 

El Comité Asesor Internacional estará formado, durante dos años, por la colombiana Briggitte Baptiste, experta en biodiversidad y líder en diversidad de género; el británico Mark Sealy, director de la agencia de artes de fotografía Autograph ABP e investigador de descolonización de la fotografía; la iraní Newsha Tavakolian, fotoperiodistas y documentalista; y la india Tanvi Mishra, editora, escritora y directora creativa. 

Baptiste, que será la directora del comité, subrayó su "compromiso de compartir una multiplicidad de voces y apoyar la igualdad dentro de la industria del fotoperiodismo" y alertó de que "es hora de rechazar la homogeneidad y dejar espacio a la diversidad real que representan las interacciones entre todas las personas en un planeta siempre cambiante".  

El World Press Photo, con sede en Ámsterdam, se fundó en 1955 cuando un grupo de fotógrafos neerlandeses organizó un concurso para exponer su trabajo a una audiencia internacional, pero se ha convertido en uno de los concursos de fotoperiodismo más prestigiosos del mundo. 

El Zein Khoury denuncia que muchos fotoperiodistas "están amenazados en muchas regiones, trabajando como 'freelance', con inseguridades financiera y personal, lo cual no se entiende porque el fotoperiodismo es tan importante como siempre", o más bien "cuando es cada vez más necesario". 

"En un mundo donde la libertad de expresión está amenazada y donde la polarización aumenta constantemente, conectar al mundo con las historias que importan es más relevante que nunca", concluye la directora ejecutiva del World Press Photo, señalando la apuesta regional que empezará a reflejarse en los premios que se otorgarán en la edición de 2022.