Cinco grandes obras para entrar a la creación de Mario Lavista

Directores de orquesta y escritores lamentan deceso de Lavista

Cinco grandes obras para entrar a la creación de Mario Lavista
Mario Lavista / El Universal

Mario Lavista quien es considerado uno de los más eminentes compositores de América Latina, alumno de Carlos Chávez y Héctor Quintanar, hizo cursos con Jean-Étienne Marie, Henri Pousseur y Karlheinz Stockhausen; dejó un legado en los cientos de alumnos que tuvo y que lo consagraron por "su extraordinaria labor como maestro de nuevas generaciones y difusor de la música actual", como señaló el jurado al concederle en 2013 el Premio Tomás Luis Victoria; pero sobre todo escribió decenas de obras que han sido interpretadas por muchos artistas.
Entre las decenas de piezas que compuso el músico que hoy falleció a los 72 años, destacamos algunas que son fundamentales para conocer su creación y son de las más interpretadas en todo el mundo.
"Aura", es una ópera en un acto que fue estrenada en 1990 en el Palacio de Bellas Artes con libreto de Juan Tovar, basado en la novela homónima de Carlos Fuentes, con la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, bajo la dirección de Enrique Diemecke. El elenco estuvo conformado por Aura: Lourdes Ambriz, soprano; Consuelo Llorente: María Encarnación Vázquez, mezzosoprano; Felipe Montero: Alfredo Portilla, tenor; El anciano: Fernando López, barítono.
En septiembre de 2018, la Orquesta Filarmónica Mexiquense, presentó el programa "Aura: Celebrando a Mario Lavista" en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, con una nueva versión dotada de elementos estéticos del surrealismo desarrollado por la artista española Remedios Varo, con la dirección concertadora de Gabriela Díaz Alatriste; y Ragnar Conde, en la dirección de escena.
"Lamento a la memoria de Raúl Lavista" escrita en 1981. Fue la primera obra compuesta por Mario Lavista con carácter religioso, tal como lo afirmó el propio compositor a Roberto García Bonilla, "Yo quise profundamente a Raúl Lavista, fue un ser extraordinario, y este ´Lamento´ fue un homenaje íntimo... yo estoy convencido de que cada vez que se toca este ´Lamento´, Raúl lo está escuchando".
"Réquiem de Tlatelolco", el estreno mundial de esta composición musical inspirada en la misa de difuntos, fue estrenada en 2018 en memoria de los muertos del Movimiento estudiantil del 68, en la Sala Nezahualcóyotl de la UNAM. Obra comisionada por la Universidad para ser tocada por la Orquesta Filarmónica de la UNAM para las conmemoraciones culturales por los 50 años del Movimiento Estudiantil de 1968, bajo la dirección de Ronald Zollman.
"Cuadernos de viaje" de 1989, es una serie de piezas para diferentes instrumentos en donde se exhiben varias sonoridades. Aunque fue pensado especialmente para viola (dos piezas) y Mario Lavista la dedicó a su hija Claudia Lavista y a Maurizio Barbetti. Justo con Claudia Lavista presentaron una pieza dancística en la UNAM, en 2011, con la participación en vivo de: Tambuco ensamble de percusiones Alejandro Escuer/Flauta Bozena Slawinska/Cello Carmen Thierry/ Oboe.
"Reflejos de la noche". La pieza contemporánea para cuarteto de cuerdas fue estrenada en 1984. Entre sus intérpretes más importantes está el Cuarteto Latinoamericano.
Entre otras piezas escribió "Siete invenciones y Cuarteto No. 6", "Quotations para violonchelo y piano", "Homenaje a Beckett para tres coros mixtos a capella", "Diafonía para dos pianos y percusión", "Antifonía para flautas, dos fagotes y dos percusiones", "Tango del adulterio para piano", "Canto del alba para flauta", "Marsias para oboe y ocho copas de cristal", "Ofrenda para flauta dulce" y "Responsorio in memoriam Rodolfo Halffter para fagot y dos percusiones", entre muchas más.

Directores de orquesta y escritores lamentan deceso de Lavista
Directores de orquesta, escritores, funcionarios e instituciones culturales lamentaron el deceso del compositor Mario Lavista (3 de abril de 1943 - 4 de noviembre de 2021), quien falleció a los 78 años.
"Gran compositor, gran persona, gran pensador y conversador. Le agradezco mucho su generosidad y su música, especialmente su Trío núm. 2 que nos dedicó al Trío Morelia", dijo el director de orquesta Ludwig Carrasco.
El Instituto Nacional de Bellas y Literatura (INBAL) señaló que la obra de Lavista "permitió el reconocimiento de la música del siglo XX de México y del mundo" y destacó su labor como docente y formador de varias generaciones en el Conservatorio Nacional de Música.
Iván López Reynoso, director titular de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, indicó que "la música en México ha perdido a uno de sus más grandes compositores. Nuestra música de conciertos es una antes y otra después de él".
Por su parte, Sergio A. Castro Medina, director artístico de la Orquesta Symphonia fundada en 2005, envió sus condolencias, al igual que Lucina Jiménez, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes. "Para Mario Lavista la música era un universo infinito por descubrir. Enorme músico, compositor, maestro generoso, divulgador de la música del siglo XX y XXI, cálido en su trato y claro en sus palabras", indicó Jiménez, quien también anunció que el compositor será despedido hoy en el Palacio de Bellas Artes.
A través de redes sociales, el escritor e historiador Edgardo Bermejo Mora resaltó que Mario Lavista fue el "compositor mexicano que más dialogó desde el sonido con la literatura y con otras disciplinas", y compartió la pieza "Reflejos de la Noche", que fue interpretada por el Cuarteto Latinoamericano.
El músico Irving Gatell también lamentó el deceso del compositor mexicano, pues con este hecho, dijo, "se va toda una era de la música clásica en México. Hombre cultérrimo, pocas cosas eran tan deliciosas como platicar con él" y recordó una de sus conversaciones en la que se plantearon dar una conferencia en el Palacio de Bellas Artes, pero esta idea no se concretó por la pandemia de Covid-19.
Mario Lavista Camacho ingresó a El Colegio Nacional el 14 de octubre de 1998. Su discurso de ingreso fue "El lenguaje del músico", que fue contestado por el filósofo y escritor Alejandro Rossi. Esa institución indicó que "la comunidad artística de nuestro país está de luto por la pérdida del gran compositor mexicano".
En El Colegio Nacional, Lavista fue compañero de Leonardo López Luján, director del Proyecto Templo Mayor, quien lo describió como un "compañero entrañable".
Por su parte, la Coordinación de Difusión Cultural lamentó su muerte y destacó que Lavista "estaba convencido de que la música tiene el poder de llegar al mundo de los muertos y que éstos probablemente escuchan".
El Centro de Experimentación y Producción de Música Contemporánea (Cepromusic) describió al compositor mexicano como un "pilar fundamental" de esa institución, así como para la música contemporánea.
A las condolencias por la muerte de Mario Lavista se sumaron el ensayista y traductor Hernán Bravo Varela, la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, la poeta Malva Flores, José Ramón Cossío Díaz, exministro de la Suprema Cortes de Justicia de la Nación y miembro de El Colegio Nacional; así como el escritor Alaín Derbez y TVUNAM.