Danza sin límites

Compañía ILL-Abilities Crew en el FIC

Danza sin límites

Ciudad de México.- Provenien-tes de diferentes países, los bailarines de la compañía canadiense ILL-Abilities Crew visitarán por primera vez México para ofrecer la puesta en escena Dis-Connect en el Festival Internacional Cervantino.  El grupo dancístico se fundó en 2007 con el propósito de agrupar a los mejores bailarines de hip-hop con capacidades motrices diferentes. 

Luka "Lazylegz" Patuelli informó lo anterior en entrevista vía telefónica desde Canadá, con motivo de su presentación en el Teatro Principal de Guanajuato, los días 16 y 17 de octubre, a las 18:00 horas. 

En su nombre, la compañía de danza ILL-Abilities Crew lleva su quehacer artístico. Sus integrantes convirtieron la palabra "enfermo", en inglés ill, en "talento sorprendente".

OBRAS

Sus obras que presentan en diversos países, abordan temas como la inclusión o discriminación, sin buscar necesariamente la reflexión, sino con la intención que el público se sienta de alguna manera empoderado. 

 "No tanto que reflexione sobre un tema en específico como la inclusión o discriminación, sino más bien que los asistentes entiendan que está bien ser una persona diferente, porque cada una con sus diferencias, puede ser la mejor por sí misma, sin estarse comparando con la sociedad todo el tiempo", explicó. 

A diferencia de otras compañías de hip-hop que representan ciudades, estados o países, la de ellos fue la de integrar una compañía que unificara a los bailarines y "tratar de hacer una especie de labor educativa con los públicos de diversas partes del mundo", a decir de "Lazylegz". 

De esa manera, la compañía se conformó con ocho bailarines de diversos países: uno de Canadá, dos de Estados Unidos; dos de Brasil; uno de Chile; uno de Holanda y otro de Corea del Sur. 

ESFUERZO

"Hace unos 10 años y cuando competían con otros grupos de hip-hop, ensayaban de cuatro a seis horas al día, pero ahora que tenemos una mayor demanda como grupo profesional, lo hacemos de diferente manera de cuatro a cinco horas, pero antes o después los bailarines entrenan individualmente ciertas horas, según sus necesidades", aseveró. 

Dis-Connect es, agregó, toda una reflexión sobre cómo fue la desconexión en una época de tantas conexiones y que significa conectar. Está integrada por siete solos, que los bailarines interpretarán historias de sus propias vidas y entre cada uno de esos solos, todos los actores bailarán una coreografía colectiva que sirve como transiciones de una pieza a otra.