Desde ópera hasta José José, en clausura del Cervantino

Tenor Javier Camarena actuará con la Orquesta Filarmónica de Acapulco

Desde ópera hasta José José, en clausura del Cervantino

Ciudad de México.-  “Uno siempre vuelve a los lugares dónde amó la vida”, confiesa el tenor mexicano Javier Camarena al recordar que su incipiente éxito comenzó como estudiante de la Escuela de Música de la Universidad de Guanajuato.

Quince años después, estará al frente de la gala musical que dará por concluida la edición 47 del Festival Internacional Cervantino (FIC).  “Hay mucho amor en Guanajuato, aquí fue donde conocí a mi esposa, donde egresé. Me tocó presenciar algunas de las galas de clausura del maestro Fernando de la Mora, que para mí fueron un motivo de inspiración para lanzar la piedrita al destino y decir: ‘Ojalá algún día me toque’”, evoca.

Javier Camarena estará acompañado de la Orquesta Filarmónica de Acapulco y de la soprano Karen Gardeazabal en lo que promete ser una noche inigualable en la Alhóndiga de Granaditas.

CONCIERTO

“Es un concierto preparado con mucho cuidado, con mucho cariño”, recalca el cantante. Explica que ofrecerá un recorrido que va desde la ópera francesa con Carmen de Georges Bizet, así como la italiana La danza de Rossini, para darle paso a lo que será la parte medular del concierto: la música latinoamericana y mexicana, con piezas populares como “Perfume de gardenias” o “Bachata rosa” de Juan Luis Guerra. Además de que recordará al “Príncipe de la canción” con algunos de sus principales éxitos.

“Desde hace mucho tiempo quería cantar canciones de José José. Lo que se planeaba como un tributo para el Príncipe, se ha convertido en un homenaje luctuoso, póstumo. También, tendremos un gran invitado de gala el Mariachi Nuevo Tecalitlán que me acompañará con diferentes piezas como ‘Cucurrucucú paloma’ y ‘A la luz de los cucuyos’ de José Alfredo Jiménez”, agrega el tenor.

GALA

En conferencia de prensa, el cantante de ópera recalca que “será una gran fiesta dedicada a la música, dedicada a este Festival, a su estado y país invitado. Es una gala que hemos preparado con mucho ahínco, con mucho cariño y todos los que estamos involucrados en ella, esperamos otorgarles un espectáculo de calidad, digno de la clausura del FIC”.

Camarena es elogiado por ser el único tenor en la historia que ha cantado un bis en tres diferentes producciones del MET de Nueva York.

MIGRACIÓN

Para esta edición, la migración fue el tema central del Cervantino. El tenor que, a través de su talento y trabajo, se ha abierto puertas en el extranjero también tuvo que partir del país en busca de nuevos retos y oportunidades.

“El hecho de migar o no depende de la ambición de cada quien, y cada profesional va construyendo su carrera de acuerdo a lo que necesita o quiere. Lo que es un hecho, es que las oportunidades de trabajo que uno va a tener como cantante de ópera se multiplican estando en Europa porque hay una enorme cantidad de teatros. El hecho de migar no asegura tener un trabajo, también se tiene que demostrar que estás a la altura de la competencia internacional”, comenta.

Actualmente, la escena de la ópera mundial ha sido acaparada por cantantes latinoamericanos como el peruano Juan Diego Flórez, el mexicano Ramón Vargas y el propio Camarena. Para Javier, gran parte de esta notoriedad se deba a que “tenemos sangre latina”, dice.

“La parte anatómica tiene mucho que ver, pero aparte de nuestra complexión el decir que tenemos sangre latina tiene sentido para mí porque crecemos en una cultura musical que está enfocada a cantarle al amor que duele. Estamos acostumbrados a ello y la ópera tiene mucho de eso, sabemos bien está parte del amor pasional, del amor que duele, hay mucho de eso en la interpretación, en la forma de decir las cosas a la hora de cantar. Creo que es uno de los grandes pluses que tienen los cantantes latinoamericanos”, agrega.