Fallece el historiador mexicano Alfredo López Austin

Fallece el historiador mexicano Alfredo López Austin
Alfredo López Austin / Especial

El historiador Alfredo López Austin, investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM y Premio Nacional de Artes y Literatura 2020, falleció a los 85 años, informó su hijo, el arqueólogo Leonardo López Luján.
A través de su cuenta de Twitter, López Luján, director del Proyecto Templo Mayor, informó del deceso de su padre como la "culminación de la vida plena y fructífera de este hombre excepcional".
López Luján también informó que hoy por la tarde, su padre será despedido por sus familiares y sus amigos en una funeraria al sur de la Ciudad de México.
Alfredo López Austin nació en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 12 de marzo de 1936. Estudió Derecho en la Universidad de Nuevo León (1954-1955) y en la Facultad de Derecho de la UNAM (1956-1959).
Entre 1965 y 1968 realizó su segunda carrera, eligió Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la máxima casa de estudios. Continuó con la maestría en esa misma disciplina y entre 1970 y 1972 estudió el doctorado, y se tituló en 1980 con la tesis "Cuerpo humano e ideología: Las concepciones de los antiguos nahuas".
El investigador emérito del Instituto de Investigaciones Antropológicas y profesor de la Facultad de Filosofía y Letras, ambas de la UNAM, dedicó gran parte de su vida al estudio de la cosmovisión mesoamericana, así como a su iconografía y a la mitología de la tradición religiosa, era un estudioso de los mitos indígenas, y es que, decía, el mito es una "de las creaciones más maravillosas de la humanidad".
OBRAS: Hombre-dios. Religión y política en el mundo náhuatl, Breve historia de la tradición religiosa mesoamericana, Juegos rituales aztecas, El conejo en la cara de la Luna. Ensayos sobre mitología de la tradición mesoamericana, entre otras.
PREMIOS: Ha sido distinguido con el Premio Universidad Nacional, el Doctorado Honoris causa por la Universidad Veracruzana en 2015 y la Medalla Fray Bernardino de Sahagún en 2019, por mencionar algunos.
ACADEMIA: Investigador titular C de tiempo completo desde 1980 en el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM. Investigador emérito de la UNAM, por acuerdo del Consejo Universitario, desde 2000.

PERFIL: Alfredo López Austin

Hoy culminó la "vida plena y fructífera" de Alfredo López Austin (12 de marzo de 1936, Ciudad Juárez, Chihuahua – 15 de octubre de 2021, Ciudad de México), un historiador que centró sus estudios en la cosmovisión prehispánica acerca del cuerpo humano y las "nociones de responsabilidad social de los grupos humanos, la moral del individuo y los vínculos de ésta con las concepciones acerca de las almas, así como la oralidad de los mitos y su representación en las imágenes".
Sin embargo, la Historia fue su segunda carrera, pues primero estudió Derecho, de 1954 a 1955, en la Universidad de Nuevo León, mismos que continuó en la Facultad de Derecho, de la Universidad Nacional Autónoma de México, de 1956 a 1959, y obtuvo el título en licenciado en Derecho con la tesis "La Constitución Real de México Tenochtitlan".
Moctezuma, Amparo Robles, Leonardo López Luján, Patricia Plunkett, William L. Fash, Joanne Pillsbury, Barbara Fash y Ann Cyphers. Abajo, de izquierda a derecha: Rex Koontz, Gabriela Uruñuela, George Bey, Alfredo, Zoltan Paulinyi y William Ringle. Foto: Cortesía del archivo familiar de Leonardo López Luján.
Ahí en la máxima casa de estudios, López Austin continuó con su formación académica, pues de 1965 a 1968, estudió la licenciatura en Historia, en la Facultad de Filosofía y Letras. Se graduó con la tesis "Estudio acerca del método de investigación de Fray Bernardino de Sahagun : los cuestionarios".
Su interés en la historia lo hizo continuar con la maestría de 1968 a 1970 y el grado lo obtuvo con la tesis "Hombre-Dios. Religión y política en el mundo náhuatl", que tiene fecha de junio de 1972.
A la par de sus estudios en la Facultad de Filosofía, López Austin ingresó como investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas, institución académica en la que estuvo adscrito y que lo despidió con un mensaje en el que lo describió como "un maestro, mentor, amigo, colega y consejero. Siempre fue un hombre generoso con su tiempo y conocimiento. Sentiremos su ausencia en el Instituto, la Universidad y desde luego en nuestra vida".
López Austin también obtuvo el grado de doctor en 1980, con la tesis "Cuerpo humano e ideología: Las concepciones de los antiguos nahuas".
Si bien estuvo como investigador en la UNAM, indicó el Instituto de Investigaciones Antropológicas, también impartió cátedras en el posgrado de Antropología, en la Escuela Nacional de Antropología, El Colegio de México, en el Centro de Investigación y Docencia en Humanidades del Estado de Morelos y en la Universidad Iberoamericana.
También fue profesor e investigador en universidades de España, de Francia, así como de la Escuela de Ciencias Culturales de Tokio, y de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos Lima, entre otras.
Año 2000. Emérito. Con Juan Ramón de la Fuente. Foto: Cortesía del archivo familiar de Leonardo López Luján.
A la par de sus investigaciones, López Austin elaboró libros como "Dioses del norte, dioses del sur: Religiones y cosmovisión en Mesoamérica y los Andes", en coautoría con Luis Millones; Mito y realidad de Zuyuá, en coautoría con Leonardo López Luján; y "Monte sagrado-Templo Mayor. El cerro y la pirámide en la tradición religiosa mesoamericana", que también realizó en conjunto con su hijo, actual director del Proyecto Templo Mayor.
Año 2009. Eduardo Matos Moctezuma, Alfredo y Antonio García de León. Foto: Cortesía del archivo familiar de Leonardo López Luján.
Esa trayectoria prolífica lo hizo acreedor a diferentes premios, como es el Premio Universidad Nacional en el área de investigación en ciencias sociales, sino también por instituciones académicas de Japón, de Italia y de Polonia.
En 2011, recibió los premios "Linda Schele" por contribuciones sobresalientes acerca del arte y la cultura Mesoamericanos, reconocimiento que otorga la Universidad de Texas en Austin. En 2012 recibió de la Universidad de Harvard la "Medalla H.B. Nicholson" a la excelencia en estudios mesoamericanos. Por su larga y encomiable trayectoria se le otorgó la distinción Investigador Emérito 2000", informó el Instituto de Investigaciones Antropológicas.
El último reconocimiento que recibió fue el Premio Nacional de Artes y Literatura 2020 en el campo de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía, la máxima distinción que otorga el gobierno mexicano.