FIL Guadalajara cerró con déficit económico y de profesionales

FIL Guadalajara cerró con déficit económico y de profesionales
Los desafíos de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en 2021 serán varios, pero como todo en el país están en la incertidumbre. Deberán trabajar para los 828 mil visitantes que acuden año con año a las actividades presenciales, y para los más de 21 millones de personas que reportan haber impactado en esta edición espacial, virtual, que ayer domingo llegó a su fin.
La FIL es un programa literario, pero también un foro de negocios que cada año reúne a 20 mil profesionales del libro, incluidos agentes literarios, y ese fue uno de los desafíos de esta edición virtual, mantenerse como un espacio de encuentro para la compra venta de derechos y de catálogos de editoriales.
Según los datos reportados por la FIL, este año se registraron 5 mil 788 profesionales de 53 países, y se realizaron 2 mil 470 citas virtuales como parte de los Encuentros de Negocios. Que representa apenas la cuarta parte de la asistencia promedio. Y aunque se ofrecieron 31 actividades como parte de los Diálogos de la Industria, con 79 participantes de diez países, el impacto fue menor.
Marisol Schulz, directora de la FIL Guadalajara, asegura que mantuvieron los tres días habituales de negocios dirigidos a los profesionales, incluso hubo un coloquio de bibliotecarios y fueron en estos tres días cuando también ocurrieron las citas virtuales de FIL Negocios, pero no pueden medir lo que se logró o los acuerdos que se dieron.
"Nuestro papel es de facilitadores, en ambos casos; aquí se hizo lo mismo: facilitar que hubiera estas citas", asegura Schulz.
En el Catálogo y el Mercado de Libros, iniciativas con las que se buscó apoyar a los editores que habitualmente participan, mil 45 editoriales y librerías de 140 ciudades en 24 países, pudieron ofertar más de nueve millones de títulos; el único dato que pudieron obtener es que hubo 50 mil visitas.
"Nosotros como feria solamente somos una plataforma de enlace, significa que lo que se vende o no se vende no nos lo reportan, porque lo que hacemos es direccionarlos a las librerías, lo que podemos decir es que tuvimos más de 50 mil entradas al Mercado del Libro, eso está medido", señaló Marisol Schulz, quien dijo además que el Mercado se mantendrá activo hasta el 15 de enero de 2021.
Las estadísticas y balance que dio a conocer la FIL ayer domingo señalan que aun con un déficit final de alrededor de 24 millones de pesos —dos menos de los que habían estimado que era de 26 millones—, la edición especial 2020 impactó a 21 millones 57 mil 924 visitantes virtuales que siguieron las 406 actividades, que representaron 448 horas de programación, y en las que participaron 811 ponentes de 46 países.
Los desafíos de la edición 35.
"No hemos tenido el tiempo de reflexionar sobre qué es lo que vamos a hacer. De que viene un desafío, lo sabemos y será enorme", señala Schulz, quien asegura que el primer desafío es el de todo el mundo: vencer al Covid, ver que las vacunas se apliquen, que haya la famosa inhumanidad de rebaño y que los fármacos para contener los casos de gravedad.
"Frente a todo esto ¿qué es lo que queremos para 2021?, una feria presencial sí, sin duda; ¿qué tendremos que hacer?, medidas sanitarias, sí, seguro; eso ya nos quedó; ¿tenemos que usar tapabocas o no?, eso no lo sabemos, pero probablemente sí", afirma Schulz, quien reconoce que como equipo el martes se sentarán a analizar todo lo bueno y ver si hubo errores.
Marisol Schulz asegura que este año el público ya se acostumbró a que puedan ver autores y disfrutarlos de manera virtual como antes no podía. "Si esto lo hubiéramos hecho en el 2019, una feria virtual, olvídate, nos caen todas las críticas; no estaba nadie acostumbrado a lo virtual y a lo remoto. Habíamos tenido experiencias con Günter Grass y con Ray Bradbury, a la distancia, pero la gente lo que quería era casi tocar al autor no verlo a través de una pantalla", señala.
La directora de la FIL asegura que esta edición es un parteaguas y muestra que en las próximas ediciones deberá coexistir el formato presencial con el formato virtual:
"Yo estoy completamente convencida de que para el próximo año tenemos que hacer mucho más trabajo con las transmisiones en vivo y tratar de que los eventos que organiza la feria sean vía streaming. No puedo prometer que todas las actividades lo serán, porque estamos hablando de 3 mil actividades y no tengo 3 mil camarógrafos, tendremos que ser selectivos".
Para enero, como todos los años, comenzarán el trabajo de intercambio con Perú como Invitado de Honor del 2021, como todos los años.
"A mí la feria me gustó mucho, me parece que tuvimos un programa estupendo", concluye.