Identifican un violín Guarneri en Italia gracias a una foto de WhatsApp

Identifican un violín Guarneri en Italia gracias a una foto de WhatsApp

  Un viejo violín encontrado en un desván ha resultado ser una obra maestra de Giuseppe Guarneri, máximo exponente de esta mítica familia de lutieres del siglo XVIII, una pieza de gran valor identificada con una fotografía de WhatsApp y el análisis de su madera.

El experto del Instituto de Bioeconomía del Consejo Nacional para las Investigaciones de Italia (CNR), Mauro Bernabei, recibió la fotografía en su teléfono y determinó la autenticidad del instrumento, fabricado por esa célebre casa de lutieres. 

Para ello Bernabei recurrió también a la dendrocronología, técnica basada en la medición de los anillos de crecimiento anual de los árboles, como recoge el estudio publicado hoy en la revista "Heritage Science" y divulgado por el CNR.

"El anillo del último año visible en la caja de resonancia data definitivamente de 1696, correspondiente al apogeo de la fabricación de violines clásicos en Cremona" (norte), cuna de la Casa Guarneri, explicó Bernabei en un comunicado.

Aunque el instrumento lleva la inscripción "Joseph Guarnerius Filuis Andreae Cremonae Sub Titulo S. Theresie, 1705" ('Giuseppe Guarneri, hijo de Andrea de Cremona, en nombre de Santa Teresa, 1705'), esta no se había considerado fiable en intentos anteriores de datar el violín, pues está escrita con una tipografía inexistente en la época y contiene un error ortográfico ("Filuis" en lugar de "Filius"), pruebas que demuestran que no es la inscripción original.

No obstante, el hallazgo definitivo llegó con el análisis de los anillos de crecimiento anual del árbol y con la comparación del instrumento con otro violín bien documentado atribuido con certeza a Giuseppe Guarneri, conocido también como Guarneri del Gesù.

Los resultados de Bernabei, ratificados por otros expertos internacionales, concluyeron que los dos violines son "absolutamente idénticos: comparten las mismas características de construcción y fueron hechos con madera de los mismos árboles".

Guarneri, el segundo de sus hermanos, trabajó con su padre hasta que, en 1698, heredó el taller y se convirtió en el máximo representante de la familia de lutieres de Cremona.

Su estilo se inspiró en el de Antonio Stradivari y sus instrumentos se consideran piezas de la más alta calidad, aunque algunos como este hayan permanecido años ignorados en el desván de una casa privada cuya localización no ha sido desvelada.