INBAL no justificó ni comprobó destino de más de 70 mdp: ASF

INBAL no justificó ni comprobó destino de más de 70 mdp: ASF
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el manejo de más de 70 millones de pesos que hizo el Instituto Nacional de Bellas y Literatura (INBAL), para el ejercicio fiscal de 2020.
"Se determinaron 28 resultados, de los cuales, en nueve no se detectaron irregularidades y cinco fueron solventados por la entidad fiscalizada antes de la emisión de este Informe. Los 14 restantes generaron: 10 Recomendaciones, dos Promociones del Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal, nueve Promociones de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria y seis Pliegos de Observaciones", dijo la ASF en su "Informe Individual del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2020".
En 2020, indicó la Auditoría, el INBAL erogó 2 mil 535 millones 451 pesos en el en el Capítulo 1000 "Servicios Personales" y de ellos, 21 partidas de gasto fueron seleccionadas para su análisis.
"Al comparar las cifras reportadas en el Estado del Ejercicio del Presupuesto al 31 de diciembre de 2020 de algunas partidas del capítulo 1000 "Servicios Personales" por un monto de 2 mil 321 millones 591 pesos, contra las contenidas en la base de datos de las nóminas y los pagos fuera de nómina, se determinó una diferencia neta de menos 77 millones 738 pesos en 14 partidas del gasto".
Tras esos hallazgos, el INBAL informó a la ASF que para 2020, el presupuesto original del Capítulo 1000 "Servicios Personales" había sido distribuido en partes iguales para todos los meses del año, aunque eso "afectaba su operación" e hicieron "adecuaciones presupuestales y rectificaciones para alinear los recursos presupuestados a las necesidades reales de cada mes; cabe también mencionar que, en algunos casos, y debido a la pandemia del SARS-Cov-2, no se realizaron ciertas adecuaciones debido a la ausencia de personal y trabajos a distancia".
El INBAL, señaló la Auditoría, "proporcionó evidencia documental de ciertas rectificaciones que se llevaron a cabo, con lo que se aclaró un monto de 6 millones 728 mil pesos, quedando pendiente por comprobar la diferencia por 71 millones 10 mil pesos, toda vez que no se proporcionó la documentación justificativa y comprobatoria de dichos recursos reportados como ejercidos en el ejercicio 2020".
Debido a estas irregularidades, "se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 71,010,159.89 pesos (setenta y un millones diez mil ciento cincuenta y nueve pesos 89/100 M.N.), por la falta de documentación justificativa y comprobatoria que acredite el monto reportado como ejercido".
La ASF detalló que las partidas con irregularidades fueron la 11301 "Sueldos base", por 10 millones 10 mil 516 pesos; la 12101 "Honorarios" por 7 mil 43 pesos; la 13102 "Acreditación por años de servicio en la docencia y al personal administrativo de las instituciones de educación superior" por 2 millones 791 mil 768 pesos, y la partida 13201 "Primas vacacionales y dominical" por 7 millones 616 mil 44 pesos.
También están la partida 13202 "Aguinaldo o gratificación de fin de año" por 20 millones 860 mil 883 pesos; la 13301 "Remuneraciones por horas extraordinarias" por 600 mil 596 pesos, la 15403 "Asignaciones adicionales al sueldo" por un millón 465 mil 400 pesos, y la 15901 "Otras prestaciones" por 27 millones 657 mil 907 pesos.
El probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal, dijo la Auditoría, es "en virtud de que las cifras presentadas en el Estado del Ejercicio del Presupuesto son mayores que las contenidas en las nóminas presentadas para sustentar su ejercicio; en incumplimiento de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, artículo 1, párrafo segundo; de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, artículo 2, 19, fracción VI, 35, 36, 43 y 44 y del Reglamento de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, artículo 66, fracción III".
En su documento, la ASF también dijo que identificó que "a la fecha de la revisión (julio de 2021), el INBAL aún no contaba con el Reglamento de la Ley que lo creó publicada en el Diario Oficial de la Federación el 31 de diciembre de 1946 y actualizada el 17 de diciembre de 2015, en el que se establezca su estructura orgánica y el funcionamiento de sus unidades administrativas para el cumplimiento de los objetivos, funciones y atribuciones que se le confieren en la citada ley".
Y aunque el Instituto encabezado por Lucina Jiménez informó que desde su creación no cuenta con el citado Reglamento, "pero que actualmente se encuentran en proceso de actualizar y reformar la ley que lo creó para ajustarla a la estructura funcional, real y operativa del instituto, sin embargo, no proporcionó evidencia de las gestiones realizadas".